La gobernadora de la región italiana de Lacio, Renata Polverini, anunció hoy su dimisión ante el escándalo de malversación de fondos públicos que ha salpicado al gobierno regional y al principal partido que lo sustenta, el Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi.

En una rueda de prensa extraordinaria convocada de urgencia, Polverini anunció su salida del gobierno de la región de la capital de Italia de modo "irrevocable", después de comunicarlo primero al presidente de la república, Giorgio Napolitano, y al primer ministro, Mario Monti.

"He interrumpido un Consejo de Gobierno que ya no es digno de representar a Lacio: a estos señores los mando yo a casa. Llegamos aquí limpios: nunca me habría imaginado que con estos ingentes recursos todos, sin excepciones, hicieran gastos desconsiderados", afirmó la hasta ahora gobernadora de la región en un acto retransmitido en directo por televisión.

El escándalo estalló después de que la Fiscalía de Roma anunciara a mediados de mes que el ex jefe de grupo del PDL en Lacio, Franco Fiorito, era investigado por un supuesto desvío de fondos públicos destinados a su partido, en concreto unos 400.000 euros, hacia cuentas bancarias personales.

Los investigadores creen además que Fiorito pudo inflar facturas sobre gastos atribuidos a su partido para que fueran cubiertos con fondos públicos, lo que a su vez ha puesto de relieve el supuesto derroche y la corrupción que ha podido envolver al gobierno de Lacio en los últimos años.

En los últimos días, los medios de comunicación se han hecho eco de informaciones sobre supuestas cenas en restaurantes de lujo con cuentas de más de 1.000 euros, vacaciones de unos 10.000 euros en Cerdeña e ingresos en cuentas sin titular de consejeros regionales a cuenta de fondos públicos.

Los investigadores sospechan, incluso, de que los consejeros regionales pudieron llegar a pagar a algunas cadenas de televisión locales, diarios digitales y radios para hacerse aparecer en ellos, con unas facturas que, en total, pueden rondar los 90.000 euros.

Dentro de este escándalo ha circulado además por internet la fotografía de una opulenta fiesta de disfraces al estilo de las bacanales del Imperio Romano organizada por el subjefe de grupo del PDL en la región, Carlo de Romanis, en septiembre de 2010.

La presión del escándalo había llevado a Polverini a anunciar en los últimos días un recorte de 20 millones de euros en el gasto de la región para lo que queda de 2012 y la reducción de las comisiones regionales.

Desde 2009 y hasta 2011, la Junta Regional de Lacio, cuyo anterior gobernador, Piero Marrazzo, ya tuvo que dimitir en octubre de 2009 por el escándalo de un vídeo con un transexual, ha incrementado en unos 24 millones de euros sus gastos, hasta llegar a los 103,5 millones de euros.

La situación de Polverini en las últimas horas se había hecho más complicada, después de que los diputados de los grupos de la oposición en la Junta Regional hubieran ido dimitiendo para intentar llegar al número que obligara a disolver la Cámara.

Polverini, ex secretaria general del sindicato Unión General del Trabajo, había llegado al poder en la región de Lacio tras ganar las elecciones de marzo de 2010 y contar con el sustento, entre otros grupos, de la Unión de Democristianos de Centro, que en las últimas horas ha amenazado con retirarle el apoyo.

Tras la ratificación de la dimisión en la Junta Regional de Lacio, Polverini permanecerá en el cargo solo por cuestiones administrativas, y comenzará un plazo de noventa días para convocar nuevos comicios.