El candidato presidencial de la oposición venezolana, Henrique Capriles, dijo hoy que va a "cerrar" la etapa de Gobierno de Hugo Chávez en un acto en Barinas, la tierra natal del presidente, quien a su vez aseguró que su triunfo "está escrito" y llamó a sus seguidores a "arremeter con más fuerza".

A trece días para las elecciones del 7 de octubre, ambos candidatos estrenaron la semana con recorridos proselitistas por el país: Capriles con su pueblo por pueblo en Vargas (centro) y el estado natal del presidente, Barinas (suroeste); y Chávez siguiendo la visita que inició el viernes por el oeste del país en Portuguesa.

"Yo vengo aquí a Barinas a cerrar esta etapa", manifestó Capriles desde la capital de ese estado, al señalar la "contradicción" de que Chávez haya permitido que su estado natal sea el que tiene "la mayor pobreza de toda Venezuela".

"El que se olvida de su tierra natal no tiene derecho a seguirla gobernando y el pueblo de Barinas tiene la llave para abrir ese candado (...) aquí vengo yo a comprometerme con los pobres de Barinas en que hay un camino para ir hacia delante", subrayó.

El líder opositor señaló que la situación de Barinas, gobernada por el hermano del mandatario Adán Chávez, prueba que este Gobierno se basa en la "cháchara (palabrería)" y en "promesas que no se cumplieron".

"El 7 de octubre, la decisión que vamos a tomar es si queremos estar donde estamos o queremos un futuro mejor", indicó.

Asimismo, Capriles denunció en su visita al estado costero de Vargas, aledaño a Caracas, que el oficialismo mandó "a un grupito a tratar de generar choque, tratar de insistir con la división, con la pela".

"Cómo se nota que después de 14 años dejaron de leer lo que piensa nuestro pueblo, el pueblo está cansado de eso", se lamentó al asegurar que él no tiene "odio contra nadie".

Por su parte, el presidente Chávez, dijo hoy desde Portuguesa que "está escrito" que conseguirá su tercera reelección en las elecciones de octubre, pero hizo un llamado para no bajar la guardia.

"Está escrito, lo grita la sabana de Portuguesa, ¡Gana Chávez el 7 de octubre! (...) también se lo podemos decir cantando, con arpa o con guitarra, como quieran, pero el verso es uno solo: gana Chávez el 7 de octubre", exclamó el mandatario en una multitudinaria concentración proselitista en la ciudad de Acarigua.

Convencido de conseguir en las urnas un 70 % de los votos frente a Capriles, el presidente insistió en realizar la "campaña perfecta" y sumar a su proyecto los "sectores desmotivados o las personas que pudieran estar defraudadas por alguna razón".

"No bajemos la guardia, todo lo contrario. Vamos a redoblar el paso y a arremeter con más fuerza todos los días que nos quedan de batalla hasta el 7 de octubre", manifestó.

Chávez volvió a criticar la campaña de Capriles y aseguró que, de ganar, la oposición privatizaría la educación, la salud y acabaría con los programas sociales, conocidos como misiones.

"Hemos llegado a la recta final con una campaña burguesa agotada, ya prácticamente sin nada que decirle al país de tantas mentiras que han dicho, de tantas contradicciones. Andan desesperados porque ellos saben que gana Chávez el 7 de octubre", señaló.

Y, frente a eso, dijo: "La nuestra es una campaña de verdad, nosotros no somos producto de un equipo de marketing político, no somos producto de un show de asesores muy bien pagados. No, nosotros somos una candidatura que viene de las raíces del pueblo".

Casi 19 millones de venezolanos elegirán el próximo 7 de octubre al presidente que dirigirá el país durante el periodo 2013 y 2019 con Chávez y Capriles como favoritos de una lista de candidatos que completan otros cuatro aspirantes independientes.