Como un grito a la libertad que todo artista tiene para crear, el exvocalista del grupo chileno La Ley Beto Cuevas presentó hoy en México su segundo disco como solista, "Transformación", que trae sonidos distintos al rock y con el que hace una llamada al cambio que el mundo tiene que hacer.

"Una de las cosas más importantes para mí como artista es la de poder practicar la libertad artística de poder hacer lo que sienta que quiero hacer, no estar limitado por la industria", dijo el artista en una conferencia de prensa en la capital mexicana.

Por eso, hace dos años y tras un disco "muy melancólico" como fue su primer trabajo como solista, "Miedo escénico", Cuevas presenta ahora un disco mucho más alegre con sonidos más cercanos a otros ritmos como el pop y que probablemente no se esperaban del rockero.

"No es un sonido necesariamente de rock pero yo me considero un artista versátil y quiero intentar hacer cosas nuevas, no quiero quedarme en las fórmulas comprobadas, no quiero convertirme en un catálogo ambulante. Quiero que la gente me conozca como soy y siempre esperen a ver qué hago de nuevo", dijo el chileno.

De hecho, confesó que una de las revelaciones que ha tenido en estos dos años es que puede escribir canciones sin tener que estar triste.

"No necesito estar triste, sentirme miserable, para escribir buenas canciones, puedo escribir buenas canciones estando en un ánimo un poco más luminoso y optimista", contó el cantante y compositor que en este disco tiene como invitados a la española Leire (vocalista de La Oreja de Van Gogh) y al rapero estadounidense Flo Rida.

Pero la transformación a la que hace referencia en su disco, más allá del sonido, es la de que el mundo en general tiene que cambiar y está próximo un cambio muy grande "que viene de adentro del corazón hacia afuera".

En ese sentido hizo el disco, contó, para "generar una ayuda al proceso de apertura de corazón que yo pienso que es muy necesario para que salvemos este mundo", contó.

Surgida en los años 80, La Ley fue una de las bandas más importantes del rock en español y obtuvo premios como un Grammy, un Grammy Latino y un MTV Award como "Mejor Banda de Rock".

Tras quince años de carrera y siete álbumes de estudio, en el año 2005 la banda anunció su separación, y en 2008 Cuevas se lanzó en solitario.

"Fue un gran cambio y se necesitaba mucha valentía porque yo sabía que cuando empezara como solista no necesariamente iba a tener el éxito y la convocatoria que tenía con La Ley, pero estaba dispuesto a hacerlo porque sentía que (...) habíamos llegado a un punto que quizás ya no lo estábamos pasando tan bien" dijo el artista, quien bromeó con que está negociando con sus compañeros de La Ley volver a los escenarios "en el año 2067".

Cuevas se encuentra actualmente participando en la segunda edición del concurso televisivo "La voz México", en donde actúa como entrenador de cantantes y lucha con otras figuras como el español Miguel Bosé por encontrar a la mejor voz del país.

"A pesar de todo el trabajo que hay que ponerle para mantenerse y seguir existiendo en el mundo de la música, he podido ganarme la vida en estos últimos 23 años (...) y al estar en un programa como esos puedo de alguna manera compartir mi experiencia y encaminar a personas que puedan tener también su carrera", apuntó.

El chileno tiene previsto volver a su país para presentar "Transformación" en un concierto el próximo 2 de octubre y después actuará en México el 9 de noviembre, en el Teatro Metropólitan de la capital mexicana.