El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, quiere que la Unión Europea (UE) endurezca aún más sus sanciones contra Irán para aumentar la presión sobre este país en el conflicto nuclear.

Tras subrayar que son insatisfactorios los resultados de las negociaciones con las autoridades iraníes, Westerwelle subraya que "por ello es necesario que endurezcamos aún mas las sanciones" en declaraciones que publica hoy el diario "Rheinischen Post".

Pese a todo, el jefe de la diplomacia alemana manifiesta su deseo de que en el conflicto sobre el controvertido programa nuclear iraní se alcance finalmente una "solución diplomática y política".

Fuentes ministeriales han señalado que Alemania estudia nuevas sanciones contra Irán de manera coordinada con Francia y Gran Bretaña.

Estos tres países europeos estudian aumentar la presión sobre los bancos y el comercio iraníes, así como el círculo de personalidades iraníes a los que estaría vetado entrar en el territorio de la UE.