El ejército sirio reanudó hoy sus bombardeos contra varias zonas de las provincias de Alepo, en el norte del país, donde al menos ocho personas murieron, entre ellas cuatro niños y una mujer, según la oposición.

Un activista de Alepo, Hazem al Azizi, dijo a Efe por internet que en la ciudad de Alepo los bombardeos han sido esporádicos y se han centrado esta mañana en los barrios de Al Maadi y Tariq al Bab, donde se han registrado las ocho víctimas.

El testigo agregó que los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) libraron enfrentamientos con soldados sirios en el distrito de Al Midan y en el casco viejo de la localidad, capital económica del país.

En las inmediaciones de Alepo, los aviones militares atacaron distintos barrios y causaron varios muertos, cuyo número no pudo precisar el activista.

La provincia sureña de Deraa también fue escenario hoy de una amplia operación militar, aseguró a Efe por internet el coordinador de la opositora Red Sham, Yafaar al Jeir.

La ciudad de Dael, en el centro de Deraa, fue una de las más castigadas por los bombardeos, en los que murieron dos personas, entre ellas un menor de edad.

Al Jeir explicó que las fuerzas del régimen sirio lanzaron una campaña de detenciones y quemaron varias casas en las ciudades de Abta y Sheij Maskin, en la misma provincia.

La ofensiva contra Deraa incluyó también zonas fronterizas con Jordania como Al Quseir y Wadi al Yarmuk, donde varias viviendas fueron incendiadas, según este activista.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.