El tribunal de Apelación de Gotemburgo (Suecia) ratificó hoy la absolución de tres hombres acusados de planear hace un año un atentado contra el dibujante sueco Lars Vilks, famoso por retratar a Mahoma como un perro y que ha estado en el punto de mira de varios grupos fundamentalistas islámicos.

La sentencia destaca, como hizo el tribunal de primera instancia en enero pasado, que existen varias circunstancias inoportunas para los acusados, como que buscaban a Vilks en una feria de arte la noche en que fueron detenidos, que llevaban cuchillos y que mintieron sobre lo que habían hecho en los días precedentes.

Pero no existe nada concreto que demuestre que pretendían matar a Vilks, señaló el tribunal de Apelación en una sentencia unánime.

Los acusados -un somalí y dos suecos- fueron detenidos el 10 de septiembre de 2011 en Gotemburgo, coincidiendo con el inicio de su Bienal de Arte, y permanecieron en prisión preventiva hasta principios de diciembre, cuando se formalizó la acusación.

Aunque los medios suecos apuntaron desde el comienzo a un plan para matar a Vilks, la Fiscalía no confirmó que éste era el supuesto objetivo hasta casi tres meses después.

Según reveló entonces la Fiscalía, a los sospechosos se les encontraron un papel escrito con un supuesto plan para asesinar a Vilks y unos cuchillos.

Pero el caso se ha quedado finalmente en una multa menor por posesión de arma blanca en un lugar público.

Uno de los abogados defensores anunció hoy que solicitará una indemnización al Estado sueco porque sus clientes permanecieron detenidos en prisión preventiva durante tres meses y medio.

Vilks ha recibido amenazas de varios grupos fundamentalistas islámicos, entre ellos la red terrorista Al Qaeda, desde que en agosto de 2007 publicó un retrato de Mahoma como un perro en el periódico sueco "Nerikes Allehanda".

Los tribunales suecos condenaron en 2010 a dos y tres años de cárcel a dos hermanos por incendiar la casa de Vilks en el sur de Suecia.