El acceso a internet es una realidad ya para el 32,5 % de las personas que pueblan el planeta, según un informe presentado hoy por la ONU, que sitúa a Islandia, Noruega, los Países Bajos, Suecia, Luxemburgo y Dinamarca como los únicos países con más del 90 % de sus habitantes conectados a la red.

Así lo desveló la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) en su primer informe sobre el estado del desarrollo de la banda ancha en el mundo, en el que queda patente el "papel estelar" de la telefonía móvil, y en especial, los teléfonos inteligentes, para que la banda ancha "mejore las vidas" de todos los habitantes del mundo.

El documento, elaborado por la Comisión sobre Banda Ancha para el Desarrollo Digital de la UIT, presenta cifras de 177 países, entre las que destaca el acceso individual a la red alcanzado en 2011, cuando unos 60 países tuvieron más del 50 % de su población conectada.

Además de los buenos datos logrados por los países nórdicos, con más del 75 % de habitantes conectados a la red destacaron países como Nueva Zelanda (86 %), Corea del Sur (83,8 %), Alemania (83 %), el Reino Unido (82 %), Francia (79,6 %), Japón (79,5 %) y EE.UU. (77,9 %).

España quedó en el puesto 39 del listado con un 67,6 %, añade el informe.

A la cola, numerosos países del continente africano, como Chad (1,9 %), Madagascar (1,9 %), Guinea (1,3 %), Níger (1,3 %), Somalia (1,3 %), República Democrática del Congo (1,2 %), Burundi (1,1 %) y Etiopía (1,1 %), además de Birmania (1 %) y Timor Oriental (0,9 %).

El país de América Latina con más proporción de internautas fue Chile (53,9 %), en el puesto 52, seguido por Brasil ya en el 66 (45 %), Panamá (70, 42,7 %), Costa Rica (72, 42,1 %) y Colombia y Venezuela, que quedaron en los lugares 75 y 76 con un 40,4 % y 40,2 % de habitantes conectados a la red, respectivamente.

En el puesto 86 se sitúa la República Dominicana (35,5 %), seguida de Ecuador, en el 95 con el 31,4 %, y Bolivia, que queda en el 99 con un 30 % de internautas.

Por debajo del puesto 100 están Paraguay (23,9 %), Cuba (23,2 %), El Salvador (17,7 %) y Honduras (15,9 %), mientras que los menos conectados son Guatemala (11,7 %) y Nicaragua (10,6 %).

Las cifras presentadas no son tan buenas como desearía la UIT, que sin embargo apunta que el crecimiento de los teléfonos inteligentes "proveerá el ímpetu tan necesitado" para alcanzar el objetivo de que la banda ancha sea una realidad "para todos".

Destaca así que las suscripciones mundiales a teléfonos móviles superaron los 6.000 millones a principios de 2012, con tres cuartas partes de esos contratos situados en los países en desarrollo.

"Dentro de poco, la vasta mayoría de la población del planeta sostendrá en sus manos un aparato con mayor capacidad que los ordenadores más poderosos de los años 80", subraya el documento, que destaca que en 2011 hubo "casi el doble" de conexiones a la banda ancha a través de dispositivos móviles frente a conexiones fijas.

"La banda ancha puede suponer inclusión social para todos y continuar adelante con los cambios políticos, sociales y de desarrollo en todo el mundo", dice el informe, que subraya el impacto que ésta puede tener en el producto interior bruto (PIB) y la tasa de empleo en numerosos países.

La UIT anima así a los líderes políticos del mundo a "facilitar el despliegue de la banda ancha en todo el mundo" y subraya que en estos momentos hay 119 países con planes estratégicos diseñados con esa intención, mientras que pidió también que se bajen los precios.

El informe se presentó en la sexta reunión de la comisión, celebrada este domingo en Nueva York ante el arranque el martes de los debates de la Asamblea General de la ONU y donde intervino la actriz Geena Davis, enviada especial de la UIT para mujeres y niñas.

Davis reclamó a la UIT que forme un nuevo grupo de trabajo centrado en "banda ancha y género", como mecanismo para impulsar mejoras en la autonomía de las mujeres y las niñas, una idea aceptada por la comisión, que anunció que presentará un informe al respecto en su reunión de 2013 en México.

"El ancho de banda será clave para lograr los Objetivos del Milenio, ya que dará a las mujeres medios para educarse y educar a sus hijos, mejorar su salud y las de sus familias y comunidades, empezar sus propios negocios, protegerse e innovar para crear el futuro que ellas quieran", aseguró la actriz.