CIUDAD DEL CABO - Corrie Sanders, el zurdo sudafricano que noqueó a Wladimir Klitschko en una de las mayores sorpresas en la historia de los pesos pesados, murió tras ser baleado por ladrones en un restaurante durante una celebración familiar. El ex campeón mundial del OMB y UMB tenía 46 años.

Sanders fue baleado en la mano y estómago en la fiesta de cumpleaños de un familiar en Brits, localidad en la provincia de North West, la noche del sábado, informó la policía. Falleció a primera hora del domingo en un hospital de Pretoria, la capital de Sudáfrica.

El jefe policial Thulani Ngubane dijo que tres hombres armados entraron al restaurante con la aparente intención de robar y empezaron a disparar a diestra y siniestra, hiriendo a Sanders. No se informó de otros heridos. Los ladrones se llevaron un telefono móvil y el bolso de uno de los clientes, indicó Ngubane.

No se han hecho detenciones, pero se inició una investigación por homicidio.

Conocido por su velocidad de manos, Sanders peleó durante 20 años.

Se retiró en 2008 con una foja de 42-4 y 31 nocauts. Su pelea más memorable fue en 2003, cuando inesperadamente noqueó en el segundo asalto a Klitschko en Alemania para consagrarse campeón del OMB.

Fue apenas una de las tres derrotas sufridas por el ucraniano y actual campeón del OMB.

Al año siguiente, Sanders perdió ante Vitali, el hermano mayor de Wladimir, por el cetro vacante del CMB. Esa fue la primera pelea de Vitali por el título que aún ostenta.