Decenas de uruguayos pedalearon hoy en sus bicicletas por Montevideo como parte de las actividades del Día Mundial Sin Autos y en reclamo contra la "hostilidad" de la ciudad hacia la bicicleta, que no construye bicisendas pese al masivo uso de ese vehículo que de forma cotidiana realizan sus habitantes.

La marcha ciclista recorrió la ciudad y fue captando nuevos adeptos, entre ellos alumnos de diversos colegios de la capital en cada parada que realizaron, en medio de un ambiente festivo y reivindicativo para resaltar los beneficios para la salud y la sociedad que tiene el uso de la bicicleta.

Según explicó a Efe Gerardo Bul, uno de los organizadores de la marcha y perteneciente a la organización "Masa Crítica", que mensualmente recorre la ciudad en bici para fomentar su uso, el principal reclamo del día fue "lograr más ciclovías" para Montevideo.

"Por ahora tenemos en la ciudad unos 4 o 5 kilómetros de carriles para bicis, y precisaríamos tener en todas las calles. Nosotros tenemos un número muy grande de personas que se mueve diariamente en bicicleta, en torno al 10 % de la población de la ciudad, que son unas 105.000 personas, que se suben a la bicicleta por trabajo, deporte o recreación", apuntó el activista.

En ese sentido, lamentó que la municipalidad, gobernada por el izquierdista Frente Amplio, no habilite más carriles, algo que no "se sabe muy bien porque lo hace" y que en la práctica convierte a Montevideo en un lugar "hostil" para la bici.

Además, la idea de fondo con estas marchas es "tratar de hacer entender a la gente" que la bicicleta no es solo un vehículo deportivo "sino que es un medio de mejorar la salud de cada uno", que permite que tanto la tránsito urbano como "el cuerpo de cada uno funcionen mejor".

"Es más, incluso genera sonrisas, ya que uno evita embotellamientos. Está probado que en trayectos de hasta tres kilómetros siempre llega antes en bici que en un auto", razonó.

Según datos difundidos por la organización del evento, Montevideo contrasta con otras ciudades del continente por su escasez de bicisendas.

Así, Bogotá cuenta con 344 kilómetros de carriles exclusivos para bicicletas, Río Janeiro va por los 240 y Rosario alcanza los 43 kilómetros.

El Día Mundial sin Auto se celebra en muchas ciudades del mundo cada 22 de septiembre.