Israel entregó a Egipto los cadáveres de los tres milicianos que murieron ayer en un ataque a una patrulla del Ejército israelí en la frontera de ambos países en la península del Sinaí, informó hoy la prensa local egipcia.

Los cuerpos sin vida de los atacantes fueron recogidos anoche por dos ambulancias egipcias en un lugar de la frontera y trasladados al hospital de El Arish, capital del norte del Sinaí, en el noreste de Egipto, difundió el periódico oficial "Al Ahram".

La Comisión Mixta de los órganos de seguridad egipcios inspeccionó el lugar del ataque y pidió a los jefes de tribus beduinas y habitantes locales que les ayuden a identificar los cadáveres y a determinar cómo llegaron los milicianos a la zona limítrofe.

Tres hombres armados entraron ayer en Israel desde territorio egipcio y atacaron una patrulla militar israelí que vigilaba la frontera, lo que causó la muerte de un soldado israelí y heridas a otro.

El portavoz del Ejército de Israel Roni Kaplan indicó a Efe que los atacantes iban fuertemente armados con explosivos, chalecos antibala y armas automáticas.

Los hechos ocurrieron a la altura de una zona conocida como Monte Jarif, en el desierto del Negev y unos 85 kilómetros al sur de la franja de Gaza.

El último ataque transfronterizo fue a principios de agosto pasado cuando un grupo armado atacó una posición del ejército egipcio y mató a 16 soldados y policías.

También en junio y julio pasados se registraron incidentes armados en la frontera entre los dos países, y en varias ocasiones han sido disparados cohetes Katyushas contra el territorio israelí.