La campaña de reelección del presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que la declaración de impuestos de 2011 del candidato presidencial republicano, Mitt Romney, confirma que éste paga menos que la mayoría de familias de clase media y sólo "levanta más interrogantes".

El equipo de Romney divulgó ayer un informe según el cual Romney pagó el año pasado 1,93 millones de dólares en impuestos con una tasa impositiva del 14,1 %, por unos ingresos anuales de 13,7 millones.

Romney, que ya había prometido revelar antes de las elecciones su declaración de la renta de 2011, recibió la mayor parte de esos ingresos anuales por inversiones de capital.

En declaraciones a los periodistas que acompañan hoy a Obama en su gira electoral por Milwaukee (Wisconsin), la portavoz de su campaña, Jen Psaki, afirmó que Romney tiene en sus manos el responder con claridad sobre sus ingresos e inversiones.

Esa declaración tributaria confirma que Romney "paga una tasa (impositiva) menor que la de la mayoría de las familias de clase media debido a complejos resquicios y refugios tributarios, y levanta más interrogantes que las respuestas que ofrece".

Según Psaki, Romney aún debe explicaciones sobre sus inversiones en el exterior, en particular sus inversiones en una empresa petrolera de China y decenas de cuentas extranjeras en paraísos fiscales como en las islas Caimán.

"Esas son preguntas que él tiene el poder de contestar", afirmó Psaki.

Según la campaña de Romney, éste donó el año pasado casi el 30 por ciento de sus ingresos, lo que equivale a unos 4 millones de dólares, y que le aportó unas deducciones al fisco de 2,25 millones de dólares.

Hasta el momento, Romney solo ha publicado los detalles de los dos últimos años de su declaración de impuestos y no de los diez últimos como suele ser la tradición para un candidato presidencial, algo que han criticado repetidamente los demócratas.

Haciéndose eco de las acusaciones de los demócratas, Psaki dijo que la declaración de impuestos de Romney no se compara con la que hizo su padre, George Romney, cuando éste fue precandidato presidencial en 1968 y presentó un total de doce años de declaraciones tributarias.

Preguntada sobre la visita de Obama a Wisconsin, estado natal del compañero de fórmula de Romney, el legislador republicano Paul Ryan, Psaki señaló que aunque el mandatario lidera las encuestas en ese estado: "siempre hemos pensado que Wisconsin nos costaría más este año" que en 2008.

"Vamos a hacer campaña acá hasta el próximo día de las elecciones, como en cualquier otro estado clave, como si estuviésemos cinco puntos por detrás. Se trata de vigorizar a nuestros partidarios", aseguró Psaki.