Dos guardias voluntarios y el miembro de una cooperativa murieron y otras seis personas resultaron heridas al ser atacados por supuestos radicales del grupo terrorista Abu Sayyaf en el sur de Filipinas, indicaron hoy fuentes militares.

El capitán Albert Caber indicó al canal de televisión GMA que los voluntarios, empleados por el Gobierno para apoyar en las tareas de protección, iban desarmados cuando fueron atacados ayer en una cooperativa agrícola en la isla de Basilán.

Los investigadores apuntan que el motivo puede haber sido la negativa de los miembros de la cooperativa a pagar una extorsión a la banda, considerada terrorista por Estados Unido y la Unión Europea.

En esta misma isla, al menos diez soldados filipinos y nueve miembros de Abu Sayyaf murieron en varios enfrentamientos ocurridos el pasado julio cuando los terroristas atacaron a un destacamento militar.

Fundado por un puñado de excombatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética en Basilan en 1991, Abu Sayyaf ha perpetrado los atentados más sangrientos del país y ha realizado múltiples secuestros, además de colaborar con el grupo Yemaa Islamiya, el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático.

Abu Sayyaf quiere establecer un Estado islámico en la región, dominada por sultanatos musulmanes hasta la llegada de los colonizadores españoles.