Mexico - El campeón filipino Manny Pacquiao le cedió a su rival mexicano Juan Manuel Márquez el protagonismo al visitar hoy Mexico con fines de promoción de su cuarta pelea del próximo 8 de diciembre en Las Vegas, Estados Unidos.

Los púgiles se vieron las caras de forma amenazante y se mostraron el puño en la última de una gira de promoción de la pelea que los llevó a presentarse en las ciudades estadounidenses de Los Ángeles y Nueva York.

"Estoy contento de enfrentarlo por cuarta ocasión, tengo que reconocer lo difícil que es como boxeador, un gran guerrero, y la verdad estoy contento de venir a la Ciudad de Mexico", dijo Pacquiao en una presentación que reunió a unos 8.000 aficionados.

Estos fanáticos, que llegaron varias horas antes a la Arena Ciudad de Mexico para verlos cara a cara, le silbaron al campeón filipino tanto como celebraron al campeón mexicano, aunque unas decenas de filipinos en las gradas agitaron banderas de su país.

"A los filipinos en mexico, muchas gracias por estar aquí. No era mi intención pelear contra otro boxeador mexicano, pero así son las cosas", señaló Pacquiao, quien observó en todo momento el romance de Márquez con su público.

El campeón mexicano disfrutó de su día y afirmó que hará una buena preparación para enfrentar su cuarta pelea contra Pacquiao tras sostener que se siente ganador de los combates previos ya que le robaron el triunfo.

"Me voy a preparar muy bien, este es un nuevo reto para mí, voy a llegar muy bien preparado, un reto fuerte y difícil, pero vamos a festejar Navidad y Año Nuevo", declaró Márquez al dirigirse a la multitud.

La presentación de la cuarta edición de Pacquiao-Márquez en Mexico fue una gran oportunidad para cientos de vendedores que se instalaron en las calles cercanas para ofrecer desde camisetas con fotografías de los peleadores y tazas para cafe.