Los dos primeros equipos clasificados a la fase final dentro del "Viejo Circuito" llegaron con los Nacionales de Washington y los Rojos de Cincinnati, líderes en las Divisiones Este y Central, respectivamente, que se aseguraron cuando menos un boleto de comodín.

Mientras que los Gigantes de San Francisco dieron otro paso más para conseguirlo dentro de la División Oeste, donde también son los líderes.

Los Nacionales recuperaron para la capital de la nación el ambiente de la fase final por primera vez desde 1933, al conseguir el título de la División Este con una victoria por 4-1 frente a los Dodgers de Los Ángeles, que se alejan del que buscaban en la del Oeste.

El buen trabajo del abridor Ross Detwiler desde el montículo en seis entradas y un doblete productor de una anotación de Ryan Zimmerman ayudó al triunfo de los Nacionales.

El número mágico de los Nacionales para ganar el título de división se redujo a ocho juegos después de quedarse a cinco y medio de los Bravos de Atlanta, que son segundos, y tuvieron jornada de descanso.

Detwiler (10-6) permitió una carrera y tres imparables, dio una base por bolas y ponchó a cinco bateadores.

Perdió Chris Capuano (11-11) tras recibir cuatro carreras, tres de ellas limpias, y seis imparables en cinco episodios; dio un pasaporte y ponchó a tres bateadores rivales.

El abridor dominicano Johnny Cueto (18-9) lanzó seis entradas sin permitir carreras y los Rojos completaron una barrida en su serie de tres juegos al ganar 5-3 a los Cachorros de Chicago.

Los Rojos se convirtió en el primer equipo en Grandes Ligas que asegura el pase a la fase final, mientras que su piloto Dusty Baker sigue hospitalizado después de diagnosticársele arritmia cardiaca.

Los líderes de la división Central aseguraron al menos el pase de comodín. Cincinnati recortó su cifra mágica a dos juegos para ganar la división por segunda vez en tres años.

Baker se perdió su segundo juego seguido. El equipo dijo que si todo resulta bien, el veterano piloto podría regresar a Cincinnati el viernes.

Cueto permitió cinco imparables en seis episodios, dio cuatro bases por bolas y recetó dos ponches.

Perdió el relevista panameño Manuel Corpas (0-2), quien recibió cinco anotaciones y seis imparables en una entrada de trabajo.

El tercera base venezolano Pablo Sandoval bateó un cuadrangular de tres carreras y otro en solitario, y los Gigantes bajaron a cuatro juegos su número mágico para asegurar el título de división después de vencer por 9-2 a los Rockies de Colorado.

El receptor Buster Posey también puso la bola del otro lado de la cerca por los Gigantes para respaldar otra apertura eficaz del abridor Barry Zito (13-8), que permitió a los Gigantes completar la barrida en la serie de cuatro juegos.

Zito ganó su quinta decisión consecutiva y ha hecho todo para ganarse un lugar en la rotación de abridores en la postemporada después de ser excluido de las tres rondas por los campeones de la Serie Mundial de 2010.

Los Gigantes (87-63) se encuentran a 10 juegos por delante de los Dodgers, y tienen 24 juegos arriba de la marca de .500, su mejor desempeño en la campaña y el mejor desde que terminaron 39 partidos por encima del par en la temporada del 2003.

Zito permitió dos carreras y 10 imparables en cinco entradas y dos tercios; dio una base por bolas y registró seis ponches.

El mexicano Jorge De La Rosa (0-1) cedió seis carreras, cinco de ellas limpias, y siete imparables en tres entradas y dos tercios; dio un pasaporte y sacó a un bateador rival por la vía del ponche.

El campocorto Jimmy Rollins y el segunda base Chase Utley encendieron un racimo de ocho carreras en el primer episodio, Ryan Howard aportó un grand slam en las postrimerías del encuentro, y los Filis de Filadelfia destrozaron 16-1 a los Mets de Nueva York.

El derecho novato Tyler Cloyd (2-1) lanzó ocho entradas con pelota de tres hits, y los Filis permanecieron cuatro juegos detrás de Cardenales de San Luis, en pos del segundo pase de comodín de la Liga Nacional a la postemporada.

Otros dos equipos están involucrados en la puja. A los Filis y a los Cardenales les restan 12 compromisos en la campaña.

El emergente boricua Carlos Beltrán rompió el empate en la sexta entrada mediante un doblete de dos carreras, para que los Cardenales derrotasen 5-4 a los Astros de Houston y completasen una barrida en los duelos de esta temporada frente al equipo tejano.

Allen Craig aportó un jonrón de tres carreras y el doble de Beltrán puso a los Cardenales arriba por 5-3, lo que recompensó al mexicano Jaime García (5-7) por mantener apretado el juego.

Los Cardenales tomaron así una ventaja de dos juegos y medio en la lucha por el segundo boleto de comodín para la postemporada en la Liga Nacional, cuando restan 12 encuentros.

El equipo de San Luis logró su objetivo frente a los desastrosos Astros, que sufrieron su derrota número 102 en la campaña y sólo tuvieron la ventaja en un episodio durante la serie de tres enfrentamientos.

Los Cardenales tuvieron un récord de 6-0 en casa contra Houston. Es la primera vez que barren a un equipo en San Luis desde 1996.

En otro resultado de la jornada en la Nacional, San Diego ganó 6-5 a Arizona, que se alejó un poco más de su esperanza del segundo boleto de comodín.