El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, criticó hoy el vídeo realizado en EE.UU. sobre Mahoma, considerado blasfemo y que denigra la figura del profeta fundador del Islam, que ha despertado una ola de protestas en el mundo árabe.

"Hay que saber que si grabas un vídeo así vas a matar a gente, o habrá gente que muera por su culpa. Más allá de si debería o no debería hacerse, tenemos ya suficiente experiencia para saberlo", afirmó el alcalde en su mensaje radiofónico de los viernes.

El vídeo, de unas dos horas de duración y grabado en California el año pasado, muestra supuestas escenas de la vida del profeta Mahoma, presentado como fruto de una relación ilegítima y en el que aparece practicando sexo con una mujer.

"Es una desgracia que haya gente capaz de matar a otras personas por una película", dijo el alcalde de Nueva York, ciudad donde se ha desatado una agria polémica por una propaganda considerada ofensiva por la comunidad musulmana que llegará al metro la próxima semana.

Sin embargo, Bloomberg dijo que por "deplorable" que pueda ser esa propaganda, defendió el derecho a la libertad de expresión que está recogido en la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

"En cualquier guerra entre el mundo civilizado y los salvajes, apoya al mundo civilizado. Apoya a Israel. Vence a la Yihad", se puede leer en el polémico cartel cuyo emplazamiento en el metro de Nueva York costará unos 6.000 dólares.

La Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA, por su sigla en inglés) ha intento sin éxito bloquear el provocador anuncio que finalmente llegará la próxima semana a diez estaciones del metro tras ganas una demanda judicial.

"Somos un país diferente. Toleramos cosas que pueden parecer deplorables porque creemos que la Primera Enmienda nos protege", añadió el alcalde neoyorquino, que se pronunció por primera vez sobre la polémica de los carteles en el metro de la Gran Manzana.

Detrás de la propaganda, en la que se habla de los musulmanes como "salvajes", está Pamela Geller, bloguera que dirige American Freedom Defense Initiative, quien lleva meses enfrentada a la agencia que gestiona la red de transporte público de Nueva York.

Geller ya protagonizó en 2010 otra polémica al publicar un mensaje en los autobuses de Nueva York contra el centro cultural islámico que se iba a abrir cerca de la "zona cero" con una foto de una de las Torres Gemelas a punto de estrellarse.