El equipo nacional de rugby de Japón ha decidido retirarse del torneo internacional de este deporte que se celebra este fin de semana en Shanghái (este), por temor a que sus anfitriones no garanticen la seguridad de sus jugadores, entre las protestas antiniponas de los pasados días.

La selección nipona se ha retirado de la etapa shanghainesa de las Series Asiáticas Series después de que la Unión Asiática de Rugby declarase que no puede garantizar la integridad física del combinado japonés durante su estancia en Shanghái, según recoge hoy el diario "South China Morning Post".

La compra por parte de Tokio de tres islas del archipiélago Senkaku/Diaoyu, que ambas naciones se disputan desde hace décadas, ha sido interpretada por Pekín como un ataque a su soberanía, y ha levantado una ola de protestas antijaponesas en China desde la semana pasada que ha llevado a ataques a tiendas y fábricas niponas.

"Japón ha decidido retirarse a su pesar: dijeron que vendrían si pudiésemos garantizar la seguridad de sus jugadores, pero no podemos hacer eso", admitió Trevor Gregory, vicepresidente de la Unión Asiática de Rugby.

"Nuestra mayor preocupación es la seguridad de los jugadores, y con esto en mente, le dijimos a Japón que era mejor que no se presentasen, ya que su presencia también podría haber comprometido la seguridad del desarrollo del propio torneo", explicó Gregory, quien también preside la Asociación de Rugby de Hong Kong.

La federación asiática de este deporte trató de obtener garantías por parte de las fuerzas de seguridad chinas de que el equipo japonés estaría a salvo, pero no lo consiguieron.

Según la prensa de Hong Kong, en el entorno de la Asociación se cree que la policía de Shanghái respondió que no podría garantizar la seguridad de los jugadores, y que si el equipo japonés se hubiera presentado, el torneo probablemente tendría que ser cancelado o jugarse a puerta cerrada.

"Por toda esta incertidumbre hemos decidido que la mejor opción era aconsejar a Japón que se quede fuera, aunque están preocupados porque, al hacerlo, perderán sus posibilidades de ganar el torneo, así que les hemos asegurado que no serán penalizados", señaló Gregory.

En el terreno deportivo esto tiene todavía más importancia después de que esta semana se anunciase que el campeón de la serie asiática tendría automáticamente una plaza ganada para la próxima Copa Mundial de Londres.

Japón, de hecho, estaba liderando el campeonato, que se disputa en diferentes fases en Shanghái, Bombay (India) y la isla de Borneo, pero la no participación en la etapa shanghainesa podría complicar su victoria.

A la ausencia de Japón se sumará también en Shanghái la del equipo de Kazajistán, debido a problemas de visado, lo que ha obligado a los organizadores a cambiar el formato del torneo de cuatro grupos de tres equipos a dos grupos de cinco.