El voluntariado, una práctica habitual en los eventos internacionales, se ha puesto de moda en Brasil donde miles de personas quieren trabajar en los grandes acontecimientos de los próximos años y también por el futuro del país.

Numerosas organizaciones y empresas reclutan voluntarios para trabajos que van desde ayudar en la organización de eventos como la Jornada Mundial de la Juventud del año próximo, el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, hasta mejorar las condiciones de vida de los más necesitados.

Una de esas iniciativas es el Projeto Escola Brasil (PEB), promovido por el Banco Santander y en el que participan cerca de 2.700 voluntarios en 195 escuelas de todo el país.

El programa tiene como premisa contribuir a la mejora de la educación pública básica mediante la participación voluntaria de trabajadores de la entidad, familiares, amigos o clientes de manera conjunta con los responsables de los centros educativos y la comunidad que los rodea.

La superintendente ejecutiva de Recursos Humanos del Santander Brasil, Viviane de Paula, explicó hoy a Efe que la metodología de estos proyectos está "muy estructurada" para facilitar el enlace entre la escuela, la comunidad y el voluntario.

Los voluntarios se dividen en grupos de trabajo que acuden a la dirección de la escuela, "principal actor de este programa", según explicó De Paula, y allí se les hace un "diagnóstico" del centro, a la vez que "se invita" a la comunidad donde se encuentra la escuela a participar.

Cuando una persona decide hacer trabajo voluntario lo hace porque quiere ayudar a resolver parte de los problemas sociales de Brasil, sentirse útil y valorado y hacer algo diferente en el día a día, según el portal Voluntarios.com.br.

Otro objetivo del programa de voluntariado del Santander es que la comunidad alrededor de la escuela "valore más" la importancia del centro educativo.

Lo que se busca es "despertar esa conciencia tanto en el trabajador que participa en el proceso como en su comunidad", afirma De Paula.

La iniciativa fue reconocida este año con el premio de Sostenibilidad de la Cámara Española de Comercio y por los Social Innovation Awards 2012 en la categoría "Recursos Humanos - Mejor Estrategia de Compromiso de los Trabajadores".