El Festival de Cine de San Sebastián ha inaugurado hoy la edición de su 60 cumpleaños con una gala en la que ha repasado década a década una historia de altos y bajos, un recorrido en color y blanco y negro por los avatares de un certamen desde hace tiempo sobradamente consolidado.

Lejos quedan ya las etapas de incertidumbre, los descensos de categoría y los años en que el público daba la espalda al Festival que se celebra en la ciudad de San Sebastián (norte) a causa de la censura. Hoy, cientos de personas se han congregado en las inmediaciones del Kursaal, palacio de congresos donde se celebra el Festival, para recibir a los protagonistas del día, los actores Richard Gere y Susan Sarandon.

Ambos encabezan el reparto de "El fraude", la película de Nicholas Jarecki que ha inaugurado el certamen y que compite por la Concha de Oro, y los dos son también poseedores del Premio Donostia y guardan en su memoria su anterior paso por el Festival.

La actriz, estupenda con un escotado vestido morado, ha asegurado que se sigue sintiendo "igual de bien recibida" en la ciudad. Gere ha dicho que siempre recordará la "maravillosa" experiencia que vivió hace cinco años cuando acudió a recoger el galardón del Festival.

Su intervención ha sido la última de una gala inaugural que han presentado Jose Coronado, Cayetana Guillén Cuervo y Bárbara Goenaga, los dos primeros de negro y la actriz vasca de blanco, como el elegante y sobrio decorado del escenario, que ha alternado con el color de la iluminación.

Kirk Douglas, Orson Wells, Liz Taylor, Sofía Loren han sido algunos de los protagonistas de las primeras imágenes, un montaje que del blanco y negro ha pasado al color para ver los rostros de Bette Davis, Al Pacino, Pedro Almodóvar, Quentin Tarantino, Woody Allen y tantos otros famosísimos que han desfilado por el Zinemaldia desde 1953.

No han faltado las referencias a las manifestaciones folclóricas de los primeros años y a anécdotas como la archiconocida de la jornada dedicada al tiro al pichón que obligó a suspender todas las proyecciones del día.

También a pifias del jurado, como la que hizo despedirse a Alfred Hitchcock de vacío tras presentar en el certamen una de las mejores películas de la historia del cine: "Vértigo".

Y si parece mentira que "Tiburón" y "La guerra de las galaxias" pasaran inadvertidas en su proyección en el Zinemaldia, también ocurrió.

Éstos y otros retazos de la historia del Festival se han ido intercalando con la presentación de las diferentes secciones del Festival y con el paso por el escenario de los miembros de los diferentes jurados.

Además, la película "Amor", del alemán Michael Haneke, ha recibido el Premio Fipresci, con el que la prensa internacional la ha distinguido como mejor película del año.

El actor vasco Ramón Aguirre, que integra el reparto de la última Palma de Oro de Cannes, ha recogido el galardón, aunque el realizador, que no ha podido viajar a San Sebastián por trabajo, lo ha agradecido "de todo corazón" en un vídeo.

Todos ellos han sido muy aplaudidos por los asistentes que han completado hoy el aforo del Kursaal y entre los que se encontraban el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, y el lehendakari, Patxi López.