El preso político cubano Jorge Vázquez Chaviano, por cuya liberación una veintena de opositores realizaron una huelga de hambre, sigue a la espera de su anunciada excarcelación, según informaron hoy fuentes de la disidencia interna.

"Está esperando la libertad condicional, que le han dicho será antes del 10 de octubre", dijo a Efe la opositora Marta Beatriz Roque, que lideró a los huelguistas de hambre durante ocho días para protestar por la permanencia de Vázquez en la cárcel, quien según ellos cumplió su condena el día 9 de este mes y debió quedar en libertad.

Según explicó Roque, la esposa del preso, María del Carmen Hernández, lo visitó este viernes en el campamento "donde los ubican previamente a la excarcelación", situado en la carretera entre la ciudad central de Santa Clara y la localidad de Placetas.

"Pero hasta ahora no se sabe cuándo exactamente lo liberan", dijo Roque, exprisionera política del llamado "Grupo de los 75".

La huelga de hambre por la excarcelación de Vázquez finalizó el pasado martes 18, cuando los participantes en el ayuno conocieron que responsables de la seguridad del Estado cubana habían comunicado a la esposa de Vázquez Chaviano que su marido sería excarcelado "pronto", aunque sin precisar fecha.

Vázquez, de 42 años y residente en Sagua La Grande (a unos 350 kilómetros al este de La Habana), fue detenido a finales de marzo cuando se dirigía a la capital cubana para asistir a la misa que ofició el papa Benedicto XVI durante su visita a Cuba ese mes.

En ese momento el disidente se encontraba bajo "un régimen de trabajo correccional sin internamiento" por un supuesto delito de "actividad económica ilícita", según ha explicado su esposa.