Un diamante de más de 76 quilates que perteneció al archiduque José Augusto de Austria (1872-1962), de la dinastía de los Hasburgo, busca un nuevo propietario en una subasta prevista para el 15 de noviembre en la galería Christie's de Ginebra.

La gema, procedente de la antiguas minas de Golconda en India, está valorada actualmente en 15 millones de dólares (11,5 millones de euros al cambio de hoy) y fue calificada hoy como "uno de los diamantes más raros y famosos del mundo" por Christie's en un comunicado.

Aunque no se sabe como llegó el diamante a la casa de los Hasburgo, se reconoció oficialmente al archiduque José como su propietario.

José de Austria nació en Hungría en 1872, fue hijo del archiduque José Carlos de Austria y de la princesa Clotilde de Saxe-Coburgo y Gotha, y bisnieto del emperador Leopoldo II y del rey Luis Felipe de Francia.

El diamante parece que fue heredado por el hijo de José Augusto de Austria, el archiduque José Francisco (1895-1957), porque éste último lo depositó en el Banco de Crédito General de Hungría el 1 de junio del año 1933.

Tres años más tarde una persona anónima lo compró y lo dejó en una caja fuerte durante la Segunda Guerra Mundial, donde pasó desapercibido para los nazis.

Después de varias décadas de misterio entorno al diamante, este reapareció el 22 de junio de 1961 en una subasta en Londres y volvió a ser ofrecido 32 años más tarde por la casa de subastas Christie's en Ginebra, donde se pagó por él 6,5 millones de dólares.

La casa de Hasburgo fue una de las dinastías más poderosas de Europa, gobernó en Austria, Bohemia y Hungría, durante más de cinco siglos, y además, fueron los propietarios de algunos de los mejores diamantes de la época.