El déficit comercial de España disminuyó el 20,9 % en los siete primeros meses del año respecto a igual periodo de 2011 y se situó en 20.334,1 millones de euros (26.400 millones de dólares), según datos del Ministerio de Economía publicados hoy.

Este déficit es fruto de unas importaciones por valor de 149.908,7 millones de euros (195.000 millones de dólares), el 0,5 % menos que el año pasado, frente a las exportaciones, que se situaron en 129.574,6 millones (168.000 millones de dólares), el 3,7 % más.

De esta forma, la tasa de cobertura (porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones) se situó en el 86,4 %, 3,5 puntos más que la registrada en 2011.

Todos los sectores económicos, a excepción del automóvil y las semimanufacturas no químicas, incrementaron sus exportaciones hasta julio.

Con respecto a las importaciones, las de productos energéticos, que es el principal sector, con una cuota del 24 % del total, crecieron el 13,6 %.

Las exportaciones a la Unión Europea (63,7 % del total) bajaron el 0,5 %, mientras que las ventas dirigidas a los destinos extracomunitarios (36,3 % del total) subieron el 11,8 %.

En cuanto a las importaciones, las procedentes de la UE (50,4 % del total) bajaron el 4,9 % anual y las de la zona euro (el 40,7 %) cayeron el 5,6 %.