Cientos de jóvenes guatemaltecos, estudiantes de colegios y de organizaciones civiles conmemoraron hoy el Día Internacional de la Paz con un llamado a que termine la violencia en el país, donde se registran más de 6.000 asesinatos cada año.

En el Paseo de la Sexta, en el centro histórico de la capital, los jóvenes formaron una cadena humana hasta el Palacio Nacional de la Cultura para demandar una cultura de paz.

Pedro Cruz, dirigente de la asociación Jóvenes por Guatemala, explicó a Efe que esta es la primera vez que se realiza en la capital una cadena humana para pedir por la paz y que termine la violencia.

Casi el 50 % de los crímenes que se registran cada año en Guatemala son de jóvenes de entre 12 y 29 años de edad, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Más del 80 % de loa asesinatos en este país centroamericanos son perpetrados con armas de fuego.

"Construir una cultura de paz es compromiso de todos", "ya no más asaltos" y "Guatemala necesita paz" eran algunas de las leyendas que se leían en camisetas playeras que vestían los jóvenes, que también se pintaron en sus frentes y mejillas paz y "24-0" en referencia a 24 horas con cero homicidios.

Cruz dijo que una rosa blanca fue traspasada de mano en mano entre los jóvenes que participaron en la cadena humana desde la Municipalidad hasta el antiguo Palacio de Gobierno, donde está un monumento en memoria de los Acuerdos de Paz que se firmaron en 1996 y que pusieron fin al conflicto armado de 36 años, que dejó 200.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.

El objetivo de esta actividad simbólica, organizada por unas 14 organizaciones civiles, es buscar la transformación de Guatemala, en el marco del Día Internacional de la Paz, declarado en 2001 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Cruz dijo que además de la cadena humana de hoy, el próximo domingo se celebrará el concierto "dale a la música y no a la violencia" en el estadio Mateo Flores, de la capital.

El concierto, que es organizado por el gobierno, empresarios, artistas, deportistas y la sociedad civil, busca hacer conciencia entre los jóvenes sobre el flagelo de la violencia.

La actividad, denominada también "24-0", es una réplica de la realizada en octubre de 2011 por el músico colombiano César López, con el fin de crear conciencia en la sociedad para cambiar el clima de inseguridad.

Ese día está previsto que las autoridades destruyan más de 19.000 armas de fuego que han sido incautadas por la Policía.

Artistas de la talla del nicaragüense Luis Enrique, el panameño Joey Montana y del mismo César López, y los guatemaltecos Malacates Trébol Shop, entre otros, amenizarán el concierto en favor de la paz del país centroamericano.