El jugador español del Arsenal Mikel Arteta no cree que el Manchester City llegue a la jornada liguera afectado por el gol del portugués Cristiano Ronaldo, que impidió a los "citizens" puntuar en el Santiago Bernabéu (3-2) ante el Real Madrid en la Liga de Campeones.

"Para ser sinceros, el City creó un montón de problemas al Real Madrid y llegó al último cuarto de hora de juego por delante de ellos en el Bernabéu, algo que no es fácil en absoluto", señaló el centrocampista español en declaraciones recogidas en la web de su club.

El Arsenal juega este domingo en el campo del City, el Etihad Stadium, un partido al que ambos equipos llegan invictos y empatados a puntos en la competición liguera inglesa tras cuatro jornadas disputadas.

Arteta se mostró optimista y señaló que una victoria frente al Manchester City demostraría que el Arsenal "es tan bueno como cualquier otro equipo de la Premier League".

La confianza del equipo londinense permanece intacta tras sumar dos victorias consecutivas en la Liga (0-2 frente al Liverpool y 6-1 ante el Southampton) y una en la 'Champions' (1-2 ante el Montpellier).

De hecho, aunque "todavía es demasiado pronto", Arteta considera que el enfrentamiento con el City es el momento idóneo para que los "gunners" pongan las cartas encima de la mesa de cara a sus posibilidades para conseguir el título liguero.

"Estamos jugando bien. Jugamos realmente bien contra el Liverpool y conseguimos tres puntos en un estadio muy difícil", recordó.

"El City es un gran examen. No pierden en casa desde hace tiempo, va a ser difícil pero seguro que ellos piensan lo mismo", añadió Arteta.

El guipuzcoano, que confía en que los de Manchester estén "un poco asustados", confesó que su equipo sabe "lo buenos que son" y lo "difícil que van a poner las cosas".

Los "citizens" del italiano Roberto Mancini, actuales campeones de la liga inglesa, esperan al Arsenal todavía con dudas respecto al estado físico del argentino Sergio "Kun" Agüero, responsable del gol que les dio su primer campeonato en cuatro décadas la pasada temporada.

Por su parte, los de Arsène Wenger han encontrado en el español Santi Cazorla y el alemán Lukas Podolski dos puntales para el equipo que aportan una seguridad desconocida la pasada temporada, cuando sufrieron para no quedar descolgados durante los primeros meses de campeonato.