El gol de penalti que Neymar anotó en el último minuto del partido y que le permitió a Brasil vencer anoche por 2-1 en un amistoso a Argentina salvó al seleccionador brasileño, Mano Menezes, de salir más abucheado del estadio Serra Dourada de la ciudad de Goianai, asegura hoy la prensa brasileña.

Los diarios brasileños destacan este jueves que Menezes venía siendo abucheado y tildado de burro por los asistentes al partido hasta que Neymar, en el último minuto del tiempo extra, decretó de penalti la victoria de la selección cinco veces campeona del mundo en el llamado "Superclásico de las Américas".

Las reseñas del partido también destacan la incapacidad de Brasil de superar la barrera impuesta por Argentina y los gritos de los hinchas brasileños pidiendo el regreso de "Felipao", en referencia al exseleccionador Luis Felipe Scolari, campeón mundial con Brasil en 2002 y que la semana pasada se quedó sin empleo al ser despedido por el club Palmeiras.

"Neymar salva a Mano", "A la sombra de Felipao", "Que dureza, Mano", "Brasil vence a Argentina con abucheos" e "Hinchas pierden la paciencia y piden a Felipao" fueron algunos de los titulares de los matutinos brasileños este jueves.

Según el diario O Globo, Brasil mostró muchas dificultades para vencer a Argentina y Menezes terminó condenándose a si mismo al sustituir a Lucas, que era hasta entonces el mejor jugador de la selección brasileña, lo que provocó los primeros abucheos.

"La selección brasileña tuvo el apoyo necesario de los 37.000 asistentes al partido hasta los 30 minutos del segundo tiempo, cuando Mano Menezes sustituyó a Lucas, el mejor en la cancha, por Wellington Nem. El técnico fue abucheado y tildado de burro por los hinchas, que pidieron el regreso de Luiz Felipe Scolari", aseguró el diario carioca.

Para el diario deportivo Lance, Brasil jugó mal pero venció a Argentina con una ayuda del árbitro en un partido en que los hinchas pidieron el regreso de Felipao y en el que la victoria sólo fue conseguida en el último minuto y de penalti.

"Pese a asistir a una selección poco inspirada, los hinchas de Goiania contuvieron los abucheos por mucho tiempo, pero finalmente no resistieron a un fútbol por debajo de cualquier critica y los abucheos llegaron acompañados de coros como "Adios Mano" y "Vuelve Felipao", asegura el diario deportivo.

El diario Folha de Sao Paulo asegura igualmente que Neymar salvó a Menezes de un mayor abucheo y que los gritos irritaron al seleccionador, que volvió a pedir el apoyo de los hinchas a la selección.

"Los hinchas perdieron la paciencia con el desempeño brasileño y le echaron la culpa al presionado Mano Menezes. Pero los gritos de "Adiós Mano" y "Vuelve Felipao" fueron sustituidos por aplausos en el minuto 47 del segundo tiempo cuando el árbitro Carlos Amarilla pitó un penalti y Neymar lo transformó en una victoria para Brasil", según el matutino paulista.

El diario O Estado de Sao Paulo también destacó las críticas de los hinchas antes "del gol salvador de Neymar".

"Los más de 30.000 hinchas que asistieron al estadio Serra Dourada no quedaron satisfechos con la floja actuación de la selección brasileña. Eso quedó evidente tras la sustitución de Lucas, cuando la masa no aguantó y comenzó a pedir la cabeza del técnico Mano Menezes. Los hinchas gritaron contra la actuación apática del equipo y también exhibieron algunos carteles pidiendo la salida del técnico", asegura el diario paulistano.