El líder en el campeonato mundial de pilotos Fernando Alonso y otro de los aspirantes al título de este año Mark Webber, de Red Bull, consideran que el Gran Premio de Singapur de esta semana podría ser el momento decisivo de la temporada para poner fin al reciente dominio de McLaren.

McLaren ha ganado las tres últimas carreras, pero tanto Ferrari como Red Bull esperan que la naturaleza del circuito de Singapur y de las carreras restantes neutralicen las ventajas de McLaren.

"Es cierto que McLaren está en muy buena forma y es favorito después de los dos o tres últimos resultados, pero de nosotros depende mejorar un poco el ritmo y ver qué podemos hacer", afirmó Alonso.

Ferrari considera que Singapur y las carreras subsiguientes en Japón y Corea del Sur serán un momento decisivo en la temporada.

"En este tramo de tres carreras, nuestro objetivo es ganar grandes premios y aumentar la ventaja. Hay 75 puntos en juego, de modo que tenemos que aprovecharlos".

Alonso lleva una cómoda ventaja de 37 puntos pese a no ganar desde el Gran Premio Alemán, pero disfruta de esa diferencia.

"No siento ninguna presión", afirmó. "Hay cinco o seis candidatos al título y faltan siete carreras. Habrá lucha hasta el final pero soy probablemente el único que puede darse el lujo de un error o un abandono y los otros no".

Uno de esos otros es Webber, cuyas aspiraciones se han visto limitadas desde que ganó el Gran Premio Británico ya que solo ha sumado 16 puntos en los cuatro últimos grandes premios.

Una victoria este fin de semana revigorizaría sus pretensiones, y el australiano cree que haber dejado los circuitos europeos — donde es vital la fuerza de adhesión a la pista — a los autódromos asiáticos más sinuosos podría significar un cambio en las primeras posiciones del campeonato.

"Volvemos a una configuración que vamos a conservar el resto de la temporada", dijo Webber. "Estamos sentados aquí como en un funeral, pero todavía estamos al frente en el campeonato de pilotos. Está muy reñido. Me sorprendería mucho que en las tres o cuatro carreras siguientes sean dominadas por un solo piloto".

Cuando se le preguntó si McLaren podía extender su racha victoriosa, respondió: "Veamos qué pasa con la cuestión de la adhesión al piso".

Pero McLaren ganó en Hungría y Jenson Button, de McLaren, afirmó que la pista estrecha de Singapur no debería atentar contra su escudería.