Como si fueran ases de corazones, tréboles, picas y diamantes, los equipos Barcelona, Emelec, Deportivo Quito y Liga de Loja hicieron ganador a Ecuador en la última mano de la segunda fase de la Copa Sudamericana que dio ocho plazas para los octavos de final.

Los cuatro representantes ecuatorianos continúan firmes en la undécima edición del torneo, de la que ya fueron borrados los equipos de Bolivia, Perú y Venezuela.

Con la clasificación de Barcelona, Emelec, Deportivo Quito y el debutante Liga de Loja, Ecuador iguala a Brasil en la relación de fuerzas para afrontar la fase de los dieciséis mejores.

Palmeiras, Sao Paulo, Gremio y Atlético Goianiense componen la 'armada brasileña' que hará contrapeso a la 'invasión' ecuatoriana.

Los octavos de final tendrán este año apenas tres cartas argentinas: Independiente, Colón y Tigre; así como dos chilenas: el último campeón de la Sudamericana, Universidad de Chile, al lado de la Universidad Católica.

La lista de supervivientes la completan el Millonarios colombiano, el Cerro Porteño paraguayo y el Liverpool uruguayo, que se quedó con la última plaza al ganar hoy por la mínima un partido que fue pospuesto el miércoles debido a un fuerte temporal que azotó a Montevideo.

Millonarios apenas sacó un desteñido 1-1 en su cancha ante el Guaraní paraguayo pero fue suficiente para sellar el visado tras la imponente victoria a domicilio por 2-4 en la ida.

El Cerro Porteño, que empató en la ida 2-2 con el último venezolano, Mineros, ayer lo aplastó con un 4-0.

La campaña sin antecedentes de Ecuador en la Sudamericana dejó ya un numerónimo, el '18S', ya que la noche del 18 de septiembre pasado Deportivo Quito, Emelec y Liga de Loja dieron un golpe de autoridad al dejar en la cuneta al Aurora boliviano, el Olimpia paraguayo y el Nacional uruguayo.

El Deportivo Quito selló su clasificación con una contundente victoria por 1-3 en territorio boliviano. Más significativa para la cortísima historia de Liga de Loja fue su clasificación, con triunfo por 1-2 en pleno estadio Centenario y a expensas del encopetado Nacional uruguayo.

Emelec, que en el partido de ida sorprendió al derrotar por 0-1 al Olimpia, en Guayaquil sufrió más el martes para administrar la renta, pero al final celebró con el rácano 0-0.

La barrida de Ecuador en los primeros compases de la Copa Sudamericana la cerró el miércoles el Barcelona en un partido de infarto. Los del astillero perfilaban una ventaja por 3-1 sobre el Cobreloa, pero la reacción del equipo chileno llevó el partido a un inesperado 3-3 que le garantizaba la clasificación.

La suerte parecía echada hasta que apareció a los 73 minutos el creativo argentino Damián Díaz con una soberbia chilena para fijar el insólito 4-3 del Barcelona sobre 'los zorros del Desierto'.