Cientos de paquistaníes indignados por la película que ridiculiza al profesta Mahoma se enfrentaban el jueves a la policía en la capital del país.

Un funcionario de la policía de Islamabad, Mohammed Iqbal, dijo que en las manifestaciones participaron unas 1.000 personas que en su mayoría eran estudiantes.

Imágenes trasmitidas por la televisión el jueves mostraba a la policía usando gas lacrimógeno contra los manifestantes y bastones para mantenerlos bajo control lejos de un enclave restringido donde están situadas las oficinas del gobierno y las embajadas.

El gobierno levantó barricadas con cientos de contenedores de barcos a fin de proteger la zona donde se encuentra la embajada de Estados Unidos.

Iqbal señaló que los estudiantes trataban de llegar cerca a la embajada estadounidense, pero la policía les impedía el paso.