El líder del movimiento "La Nación del Islam" de Estados Unidos, Louis Farrakhan, lamentó hoy en La Habana la violencia desatada en el mundo musulmán para protestar contra un vídeo en el que se caricaturiza la figura del profeta Mahoma.

Farrakhan fue recibido este martes por el presidente cubano Raúl Castro, con quien conversó más de una hora en esta tercera visita que ha realizado a Cuba como parte de una gira por varios países del Caribe, según informó durante una rueda de prensa.

Preguntado sobre la reacción que provocó la película "Inocencia de los Musulmanes", rodada en Estados Unidos, Farrakhan señaló que "no estuvo nada acertada en cuanto a su representación sobre el profeta Mahoma".

"Hemos visto dibujos animados que abordan al Profeta de una manera muy irrespetuosa y esta última película ha conmovido a los musulmanes de todo el mundo", subrayó.

Pero también consideró "vergonzoso" que tantos musulmanes "hayan estado tan exaltados por esta terrible representación de nuestro Profeta".

Las protestas comenzaron el pasado 11 de septiembre en repulsa contra la película tachada de "blasfema e insultante" con el profeta Mahoma, y se han extendido por una decena de países de mayoría musulmana desde Oriente Próximo hasta Pakistán y Australia.

La difusión del filme en internet desató ataques contra las misiones diplomáticas de EE.UU. en Egipto y Libia, donde murieron el embajador norteamericano Chris Stevens y otras tres personas.

Farrakhan lamentó este comportamiento que "llegó a un ataque a las embajadas norteamericanas, al asesinato de nuestro embajador y el deceso de otras tres personas, así como al levantamiento de musulmanes que adoran a nuestro profeta en todos los países del mundo".

"Espero que esa tempestad se calme y prevalezca la razón porque nada ha hecho esa película para cambiar la nobleza y el carácter de ese hombre que fundó nuestra nación y el islamismo moderno", resaltó.

Asimismo opinó que "la persona que hizo esta película no sabía que era lo que estaba haciendo, pero pensamos que nunca consideró las consecuencias de esas acciones".

Sobre su encuentro con el presidente cubano Raúl Castro reveló que le pidió, dijera al mundo que "Cuba está preparada para hablar con las autoridades norteamericanas y abordar los temas referentes a las relaciones entre ambos países sin ningún tipo de precondicionamientos".

El líder religioso musulmán también refirió que conversó con el mandatario de la isla sobre "el dolor que representa el bloqueo (de EE.UU. a Cuba) y el precio que ha tenido que pagar por este el pueblo cubano".

"Espero profundamente que el Gobierno de los Estados Unidos se siente y mantenga conversaciones con la dirección de este país para discutir sobre las diferencias, que trate de encontrar la reconciliación y que el horror que representa el bloqueo sea levantado", recalcó.

El religioso estadounidense y su delegación acompañante, que incluye a sus dos hijos, fue invitado por el Comité Central del gobernante partido comunista de la isla y durante su estancia ha visitado lugares de interés social.

Además, dictó una conferencia magistral ante estudiantes, profesores e investigadores de la Universidad de La Habana.

Farrakhan se mantiene activo desde 1977 al frente de "La Nación del Islam", una organización religiosa y sociopolítica fundada en Estados Unidos por Wallace Fard Muhammad en 1930 con el fin de resucitar la conciencia espiritual, mental, social y económica de los hombres y mujeres negros musulmanes de ese país y del resto del mundo.