La ONU alertó hoy que los recortes en cooperación internacional llevados a cabo ante la crisis económica por varios países donantes, entre los que destacan Grecia y España, han puesto en peligro la consecución de algunos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para 2015.

"Pese a que algunas de las metas se han alcanzado antes de 2015, por primera vez en muchos años se ha reducido la ayuda internacional y eso reduce el ímpetu para alcanzar importantes logros en desarrollo", subraya el informe de 2012 del Grupo de Trabajo sobre el desfase en el logro de los ODM presentado hoy en Naciones Unidas.

Los ocho ODM se centran en la reducción de la pobreza extrema y el hambre; lograr la educación primaria universal; promover la igualdad de género; reducir la mortalidad infantil; combatir el sida; fomentar una asociación mundial para el desarrollo, mejorar la salud materna y garantizar el desarrollo sostenible.

De todos ellos, la ONU considera que se han alcanzado ya sus metas relacionadas con la reducción de la pobreza extrema, el acceso al agua potable o la paridad entre niños y niñas en su acceso a la educación primaria, pero el resto se alejan cada vez más de su consecución debido a la reducción en la ayuda al desarrollo.

"Lo que hemos alcanzado hasta ahora nos demuestra que podemos tener éxito", aseguró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en la presentación del informe, en la que reconoció "el panorama perturbador" que dibuja el documento, donde "queda claro que necesitamos una enérgica alianza mundial para lograr esa meta".

El máximo responsable de la ONU reconoció que la ayuda al desarrollo se redujo en 2011 "por primera vez en muchos años", por lo que pidió a la comunidad internacional que "no coloque la carga de la austeridad fiscal sobre los hombros de los pobres, ni en el interior de cada país ni el exterior".

El informe responsabiliza a los problemas fiscales que atraviesan numerosos Gobiernos y a las políticas de austeridad aplicadas para enfrentarlos del hecho de que de los cerca de 300.000 millones de dólares que los países donantes se comprometieron a dedicar al desarrollo, faltaron 167.000 millones por entregar en 2011.

"Aunque es un desafío, alcanzar el resto de objetivos hacia 2015 todavía es posible, pero solo si los Gobiernos no se olvidan de los compromisos que tomaron hace una década y se sigue prestando la ayuda internacional adecuada", subrayan los expertos.

Según el grupo, de los 23 países donantes que son miembros del Comité de Asistencia al Desarrollo (DAC) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), 16 redujeron su ayuda en 2011 "principalmente como resultado de las limitaciones fiscales relacionadas con la crisis económica".

Los que más redujeron la ayuda fueron Grecia y España "como resultado directo de la crisis", seguidos de Austria y Bélgica, mientras que sólo Suecia, Noruega, Luxemburgo, Dinamarca y Holanda siguieron prestando el 0,7 % o más de su riqueza a la ayuda al desarrollo, el objetivo marcado por Naciones Unidas.

El informe recomienda a los países donantes que cumplan con sus compromisos "pese a los problemas presupuestarios", porque "apoyar un desarrollo equilibrado revertirá en sus propios beneficios políticos y económicos".

"Cuando las economías de los países en desarrollo logran un robusto crecimiento, se convierten en mercados dinámicos para el comercio y la inversión mundiales, así que los países ricos ganan cuando los países pobres mejoran", dice el documento, que señala además que "cuando hay trabajo y condiciones de vida decentes en esos países, también descienden los flujos migratorios".

El informe arremete además contra recientes "políticas proteccionistas" de los países ricos y les pide dedicar más esfuerzos asimismo para que medicinas contra el sida, la tuberculosis o la malaria estén más disponibles en países pobres.

Ban Ki-moon creó el Grupo de Trabajo sobre el desfase en el logro de los ODM hace cinco años para seguir los avances en cooperación internacional y ayuda al desarrollo, y su último informe se presentó este jueves de cara al inicio los debates de la 67 sesión de la Asamblea General que se celebrarán la próxima semana.