Francia colocó hoy 9.742 millones de euros de deuda con vencimiento a medio y largo plazo, con tipos de interés mayoritariamente en descenso y en niveles históricamente reducidos.

La Agencia Francia Tesoro (ADF) adjudicó por una parte 7.965 millones de euros de bonos a dos, tres y cinco años, para los que había recibido una demanda que duplicaba ampliamente esa cifra, precisó en un comunicado.

También emitió cuatro líneas de obligaciones indexadas sobre la inflación por un monto de 1.777 millones de euros, cuando los inversores le habían pedido una cantidad 2,26 veces superior.

Los 3.165 millones de euros de bonos a dos años se subastaron con un tipo de interés del 0,20 %, el más bajo hasta ahora, y notablemente inferior al 0,54 % en la anterior emisión de este tipo, que fue el 21 de junio.

También disminuyó a menos de la mitad la rentabilidad de los bonos reembolsables en febrero de 2016: del 1,05 % el 21 de junio al 0,53 %, la menor de la serie histórica. En este caso se colocaron 1.295 millones de euros, 3,63 veces menos que la demanda.

En los bonos a cinco años, sin embargo, el tipo subió al 0,98 %, respecto al 0,86 % del 19 de julio, que había sido el mínimo para este tipo de títulos.

Fuentes de la AFT señalaron a Efe que esa subida es limitada y recordaron, además, que entre esas dos emisiones, la prima de riesgo para esos mismos bonos -la diferencia de rentabilidad respecto a los alemanes- se ha reducido en el mercado secundario en 18 puntos básicos.