España y Brasil apostaron hoy por impulsar sus negocios en el pujante mercado de defensa de África, valorado en unos mil millones de dólares y con un crecimiento anual del 5 por ciento.

Representantes de empresas de ambos países apostaron por el continente en la "Africa Aerospace and Defense" (AAD 2012), la mayor feria aeronáutica y defensa de África, que se inauguró hoy en la base militar aérea sudafricana de Waterkloof, cerca de Pretoria.

Unas 120 personalidades de delegaciones estatales, en su mayoría ministros de defensa y altos mandos africanos, visitaron hoy los pabellones de la AAD para conocer las últimas novedades del sector.

España, Brasil, Mozambique, Namibia, Emiratos Árabes, Zambia, Zimbabue, Tanzania, Turquía, India, Sudán del Sur, Camerún, Ecuador, Angola, Nigeria, Uganda o Vietnam, son algunos de los países que han confirmado su visita a la feria, además de las delegaciones de los principales países europeos, Rusia, China y Estados Unidos.

Unos 350 expositores -el 40 por ciento de ellos extranjeros- buscan en la AAD, que se celebra hasta el próximo domingo, sacar partido a uno de los mercados internacionales con mayor proyección en materia de defensa e industria aeronáutica.

Según la Asociación Brasileña de la Industria de Materiales de Defensa y Seguridad (ABIMDE), que participa en la feria por primera vez con seis empresas de ese país, el mercado de defensa de África es de 1.000 millones de dólares, un 10 por ciento del cómputo del mercado global, y crece a un ritmo del 5 por ciento anual.

La Empresa Brasileña de Aeronáutica (EMBRAER) ya ha vendido su aviones de combate "Super Tucano" a Angola, Burkina Faso, Mauritania, y está en trámites con Senegal, dijo a Efe un comercial de la empresa MECTRON, que fabrica los misiles que monta dicha aeronave.

"Venimos porque entendemos la importancia del mercado africano de defensa. Aquí tenemos países de lengua portuguesa, lo que nos facilita la comunicación, y vemos la potencialidad de países emergentes que necesitan garantizar su soberanía", dijo a Efe Carlos Afonso Pierantoni, vicepresidente ejecutivo de la ABIMDE.

España participa en el certamen con la empresa estatal de astilleros Navantia, que recibió hoy la visita de delegaciones de Benin, Estados Unidos, Turquía, Emiratos Árabes, Mozambique, Sudáfrica, Namibia, Angola, Namibia, Omán y Reino Unido.

Algunos países africanos "están ahora modernizando sus armadas. Tienen petróleo, deben de protegerlo, es una cuestión estratégica", explicó a Efe Juan Carlos Sánchez, director para África Subsahariana y Latinoamérica de Navantia.

"Es un mercado incipiente en el que hay que estar sí o sí. De aquí a diez años, va a ser África el continente a seguir", añadió Sánchez.

Los astilleros españoles persiguen los contratos para la construcción de patrulleras y un buque hidrográfico para la Armada sudafricana, cuya licitación podría anunciarse en el segundo semestre de 2013, además de la posibilidad de construir buques anfibios para este mismo país.

El crecimiento económico del continente abre también un nuevo mercado para la aviación privada de lujo, cuyo sector espera facturar 3.600 millones de dólares en los próximos diez años, según la base de datos de la empresa Jetnet.

La industria considera que la flota de "jets" aumentará en 250 naves para la próxima década.

"Angola ha salido de una guerra de cuarenta años, Libia ha superado ya su conflicto. Todo está creciendo constantemente, necesitan aviación privada para los empresarios de estos nuevos mercados", comentó a Efe Collins Steven, vicepresidente ejecutivo de EMBRAER para Europa, Oriente Medio y África.

Además de los días reservados para el intercambio comercial (19, 20 y 21 de septiembre), la AAD 2012 acogerá exhibiciones aéreas durante el próximo fin de semana, los días 22 y 23, abiertas a todo el público.