Benedicto XVI viajará el 4 de octubre a Loreto (este italiano) con motivo del 50 aniversario del Concilio Vaticano II y siguiendo las huellas de Juan XXIII, que visitó el santuario ese día de 1962 para poner bajo la protección de María el concilio que encaminó a la Iglesia al tercer milenio.

El papa, informó hoy el Vaticano, partirá del helipuerto del pequeño estado en un helicóptero con destino a Montorso, localidad cercana al santuario, a unos 300 kilómetros al este de Roma, al que llegará a las 10.20 horas local (08.20 GMT).

El Pontífice visitará la Santa Casa. En el Santuario de Loreto se custodia la "Santa Casa de Nazaret", en la que vivió la Virgen María y que fue trasladada por varios ángeles hasta esas tierras italianas del Adriático.

Según una antigua tradición, la Casa de la Virgen fue trasladada desde Nazaret en 1291 primero a Illiria (en la actual Croacia), cerca de un castillo llamado Fiume, y más tarde al territorio de Recanati, en la selva llamada "del Laureto", y sucesivamente sobre la colina donde actualmente está emplazada.

A las 10.30 horas local (08.30 GMT) el papa oficiará una misa en la plaza de la Virgen de Loreto y a mediodía almorzaré en el Centro Juan Pablo II de Montorso. A las 17 horas local (15.00 GMT) emprenderá viaje de regreso al Vaticano, a donde llegará una hora más tarde.

Esta es la segunda vez que el papa Ratzinger visita Loreto, donde ya estuvo en 2007.

El arzobispo de Loreto, Giovanni Tonucci, ha afirmado que Benedicto XVI pondrá bajo la protección de la Virgen el Sínodo de Obispos para la nueva Evangelización que se celebrará en el Vaticano del 7 al 28 de octubre y el Año de la Fe, que inaugurará el papa el día 11, el mismo que comenzó hace medio siglo el Concilio Vaticano II.