El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgó hoy un préstamo 21 millones de dólares para aumentar y desarrollar las inversiones de los migrantes mexicanos en el extranjero destinadas a sus comunidades de origen en México.

El crédito irá destinado a fortalecer el Programa 3x1 para Migrantes (P3X1) del Gobierno de México, cuyo fin es desarrollar las comunidades de origen de los migrantes mexicanos en el extranjero, multiplicando las inversiones que éstos realizan, explicó el organismo internacional en un comunicado.

El programa, creado en 2002, consiste en que por cada peso mexicano que aportan los migrantes, los Gobiernos federal, estatal y municipal aportan un peso mexicano adicional cada uno.

De este modo, los migrantes participan a través de clubes o federaciones debidamente registrados en los consulados mexicanos en los EE.UU., y efectúan remesas colectivas.

"Lo más destacado de este programa es la dimensión transnacional que implica llevar a cabo acciones tanto en México como en el extranjero, apelando a lo más profundo que los migrantes llevan dentro: su sentido de pertenencia y su compromiso permanente con el progreso de sus comunidades de origen," indicó Carlos Pineda Mannheim, jefe del equipo del proyecto del BID, en nota de prensa.

Los recursos de este nuevo préstamo ayudarán a financiar obras de electrificación, agua potable, pavimentación, drenajes y alcantarillado; y de infraestructura y equipamiento para centros de salud, educativos y deportivos, entre otros.

Servirán, además, para fortalecer la eficiencia, transparencia y rendición de cuentas del programa, y mejorar las capacidades de gestión e inversiones y la coordinación interinstitucional.

En este sentido, se contempla continuar impulsando la creación y capacitación de clubes espejo basados en las comunidades de origen, pues constituyen el mecanismo de contraloría social de los proyectos y tienen un rol clave en el seguimiento de la ejecución y mantenimiento de las obras.

El BID apoya este pionero programa de corresponsabilidad desde 2006.

En los últimos tres años las remesas colectivas de los migrantes ascendieron a 36 millones de dólares de promedio anual, las cuales consiguieron una media de 100 millones de dólares adicionales por año en fondos de contrapartida del gobierno a través del programa.

Durante sus 10 años de operaciones, el P3x1 ha canalizado recursos a 29 estados y más de 1.000 municipios, lo que se estima ha beneficiado a cerca de 1,7 millones de mexicanos.

El costo total del proyecto es de 72,7 millones de dólares, de los cuales 51,7 millones corresponden a la contrapartida local a través de la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL) y Nacional Financiera (NAFIN).