El 48 % de los franceses se muestra favorable a prohibir las corridas de toros en todo el territorio, mientras que el 42 % cree que hay que autorizarlos en las ciudades con tradición, según una encuesta difundida hoy.

El sondeo, publicado en el diario regional "Midi Libre" en vísperas de que el Consejo Constitucional francés dictamine si la tauromaquia es conforme a la Carta Magna gala, revela que el 10 % de los encuestados no se pronuncia.

La mitad de los franceses que vive en una región donde no hay tradición taurina se muestra favorable a prohibir la tauromaquia, mientras que el 40 % cree que hay que mantener la situación tal y como está.

En Francia los toros están prohibidos y las corridas penadas por la ley salvo en medio centenar de localidades del sur, que se benefician de una excepción de la ley gracias a haber mantenido de forma ininterrumpida la tradición.

El 55 % de los encuestados que viven en regiones taurinas es favorable a mantener las ferias, mientras que el 39 % opta por prohibirlas.

El rechazo a la tauromaquia es superior entre los jóvenes (52 %) y entre los votantes de izquierdas (58 %), en particular entre el electorado ecologista, que se pronuncia de forma mayoritaria por prohibir los toros (76 %).

El 58 % de los franceses que en las pasadas presidenciales votaron por el socialista François Hollande están en contra de los toros, mientras que solo el 35 % de los que apoyan al conservador Nicolas Sarkozy se pronuncia en contra.

El Constitucional francés publicará mañana su sentencia sobre la adecuación de la tauromaquia en la Constitución.