El seleccionador argentino de fútbol, Alejandro Sabella, dijo hoy que no descarta alinear un equipo con cinco defensas para disputar fuera de casa algunos partidos de las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2014 porque, afirmó, "no siempre se puede jugar con tres delanteros".

El entrenador del combinado líder regional de las eliminatorias, comentó a Radio 9, de Buenos Aires, que "siempre hay cosas por mejorar" y que la competición clasificatoria "es muy difícil fuera de casa".

"La táctica la veo partido a partido. No siempre tengo que poner a tres delanteros. No descarto jugar con un esquema de 5-3-2 en las eliminatorias, porque la lucha está muy pareja y difícil", agregó.

En determinados partidos oficiales Argentina jugó con Ángel Di María, Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Ezequiel Lavezzi o Sergio 'Kun' Agüero en el ataque, pero el miércoles pasado, en el amistoso ante Brasil en Goiania (2-1) alineó a cinco defensas.

En ese partido, disputado exclusivamente con jugadores de equipos argentinos y brasileños, los defensas argentinos fueron Gino Peruzzi, Lisandro López, Sebastián Domínguez, Leandro Desábato y Clemente Rodríguez.

Sabella alineó a los medios Maxi Rodríguez, Rodrigo Braña y Pablo Guiñazú y a los puntas Juan Manuel Martínez y Hernán Barcos, quienes le dejaron, según afirmó, "una gran impresión" en un encuentro que los albicelestes perdieron con un penalti a los 93 minutos.

Carlos Bilardo, director general de las selecciones argentinas, que fue entrenador de Sabella en sus tiempos de futbolista del Estudiantes de La Plata, afirma que "las eliminatorias son más difíciles de jugar que un Mundial".

Esa opinión y las últimas reflexiones del actual seleccionador son coincidentes y entonces Argentina podría jugar con un sistema conservador ante Chile, Bolivia, Ecuador, Paraguay y Uruguay en sus respectivos países, en el tramo final del torneo clasificatorio.

Con siete partidos disputados, Argentina lidera con 14 puntos, seguido por Colombia y Ecuador con 13, Uruguay y Chile con 12. Las primeras cuatro selecciones se clasificarían directamente al Mundial si las eliminatorias terminaran ahora y Chile (con menor diferencia de goles que los uruguayos) disputaría una repesca.

Venezuela suma 11, Perú 7 y Bolivia y Paraguay 4. El único equipo que ha jugado ocho encuentros es Venezuela.