El Dynamo de Houston goleó hoy por 4-0 al FAS salvadoreño en la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones de la Concacaf y quedó sólo en el primer lugar del 3, con siete puntos.

El Dynamo abrió el marcador a los 21 minutos a través del centrocampista Giles Barnes y patentó así el dominio absoluto en la cancha.

El equipo tejano tuvo que esperar hasta el minuto 44 para marcar el segundo, del defensa Bobby Boswell tras un saque de esquina.

La ventaja de 2-0 al descanso dio toda la tranquilidad al equipo de Houston que además se encontró a los cuatro minutos del comienzo de la segunda parte con el tercer gol, en una acción individual del delantero Cam Weaver, que superó sin ningún problema a la defensa salvadoreña y batió al arquero Oscar Arroyo.

El partido con la ventaja de 3-0 perdió todo el interés y ambos equipos trataron de consumir los minutos sin ningún tipo de presión ya que el Dynamo estaba satisfecho con la victoria que le ponía al frente de la clasificación del grupo y el FAS carecía de recursos futbolísticos para tratar de remontar un marcador adverso.

A pesar de no arriesgar demasiado, el Dynamo encontró en Calen Carr al jugador que les permitió cerrar la goleada con el cuarto, que llegó al minuto 78 al recibir dentro del área un pase de cabeza Weaver.

El entrenador del Dynamo, Dominic Kinnear, con el partido ya sentenciado introdujo los tres cambios de rigor para darle oportunidad al centrocampista brasileño Luiz Camargo, y el equipo no marcó goles pero hizo un buen fútbol en el centro del campo.

La próxima jornada del Grupo 3 se jugará el 27 de septiembre cuando el FAS, que ya está eliminado al haber perdido los tres partidos disputados, reciba al Olimpia hondureño, que ocupa el segundo lugar con cuatro puntos.

Si el Olimpia consigue la victoria, entonces el partido decisivo por el primer lugar del grupo será el que dispute contra el Dynamo, el 23 de octubre, en el BBVA Compass Stadium, de Houston.