Tras una tormenta eléctrica se desató el miércoles un incendio en los sellos del techo de dos tanques de almacenamiento de derivados del petróleo de una refinería venezolana, sin que hubiera mayores consecuencias, informaron autoridades.

El siniestro no dejó heridos ni muertos, ni afectó la producción de la refinería afirmó el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, quien también funge como presidente de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

En una entrevista telefónica difundida por la cadena estatal Venezolana de Televisión, Ramírez comentó que el incendio se produjo a las 19:30 (0000 GMT). Durante una fuerte tormenta eléctrica "tuvimos una situación de que un rayo incendió los sellos" de los techos móviles de "dos tanques de naftas en la refinería de El Palito", en el estado central de Carabobo.

"Ya se logró extinguir el incendio en uno de los sellos y estamos trabajando para extinguir el incendio en el otro sello", resaltó.

La producción de El Palito, unos 130.000 barriles diarios de petróleo, está destinada al mercado doméstico.

"No se trata de ninguna explosión, no se trata de ningún incendio de la refinería como tal, es una situación que se presenta en la refinería cuando hay situaciones como ésta de tormentas eléctricas", a pesar de que los tanques en El Palito "cuentan con dispositivos de pararrayos", agregó.

Venezuela es uno de los mayores exportadores de crudo del mundo y uno de los principales proveedores del mercado estadounidense.