Mitt Romney afirmó el miércoles ante donadores de campaña que sí le interesan los pobres y la clase media en Estados Unidos, en su intento por frenar las críticas que le han llovido y enfrentar el desasosiego interno de su partido tras los comentarios que hizo — grabados en secreto — de que él no tenía por qué preocuparse por la mitad del país que no paga el impuesto sobre ingresos.

La Casa Blanca acusó al candidato presidencial republicano de intentar desesperadamente distraer la atención del video, mientras que los aliados políticos de los demócratas intensifican las críticas hacia los comentarios capturados en video. Los demócratas han acogido la difusión del video porque ha quitado atención a la debilidad de la economía actual, que era punto de permanente debate en la campaña.

Tanto el presidente Barack Obama como Romney luchaban por romper su empate técnico en las encuestas, en tanto que el video ha trastocado las posturas cuando faltan siete semanas para las elecciones. En un acto privado de recaudación de fondos efectuado en mayo, Romney señaló que casi la mitad de los estadounidenses que no pagan el impuesto sobre la renta se creen víctimas y con derecho a una amplia gama de apoyo gubernamental, y manifestó que como candidato no siente necesidad de preocuparse por estas personas.

Romney intentó corregir cualquier impresión de que no le preocupan los estadounidenses promedio durante un acto de recaudación de fondos efectuado la tarde del miércoles en Atlanta y al que asistieron el gobernador Nathan Deal y otros dirigentes estatales del Partido Republicano. "El meollo en esta campaña no es quién se preocupa por los pobres y la clase media", dijo Romney. "Yo me preocupo. El se preocupa. El caso es quién puede ayudar a los pobres y la clase media. Yo puedo. El no puede", agregó.

Romney reiteró su punto de vista de lo que debe ser el papel del gobierno en las vidas de los estadounidenses.

Estados Unidos "no necesita un gobierno que diga vuélvanse dependientes del gobierno, vuélvanse dependientes de la redistribución", expresó Romney ante 900 donadores que pagaron hasta 50.000 dólares por asistir al acto. "Esta postura aniquilará al empresariado estadounidense que ha levantado durante años nuestra economía", apuntó.

Romney mencionó un video que Obama hizo en 1998 cuando éste era senador estatal y decía que creía en la redistribución "cuando menos hasta cierto nivel para garantizarle a todos una dosis".

El vocero de la Casa Blanca Jay Carney insinuó que los esfuerzos de Romney por sacar a la luz un video de hace 14 años era labor de un candidato que ha tenido "un muy mal día o una muy mala semana".

"En circunstancias así, se hacen esfuerzos, a veces esfuerzos desesperados por cambiar el centro de atención", dijo Carney.

___

Pickler informó desde Washington. Los periodistas de The Associated Press, Matthew Daly, Julie Pace, Kevin Freking, Donna Cassata y Henry C. Jackson contribuyeron a este despacho.