Los máximos líderes chinos comprenden mejor la nueva presencia de Estados Unidos en la región Asia-Pacífico, pero están preocupados de que se concentre demasiado en el fortalecimiento militar de China en vez de los esfuerzos económicos o diplomáticos, afirmó el miércoles el secretario de Defensa estadounidense, Leon Paneta.

Después de dos días de reuniones con funcionarios políticos y militares, Panetta se manifestó confiado en que las dos naciones puedan trabajar conjuntamente para reforzar la seguridad en la región.

Aunque al parecer Panetta se va de China sin acuerdos tangibles, consideró que ha asegurado a sus anfitriones que los planes estadounidenses de despachar soldados, buques y una nueva plataforma de misiles en la región no se proponen amenazar China.

"La clave para ellos es que, a medida que desarrollamos y afianzamos nuestra presencia aquí, que lo hagamos conjuntamente con el desarrollo de una firme relación sino-estadounidense", dijo Panetta a la prensa poco después de reunirse con el futuro líder chino, el vicepresidente Xi Jinping. "Eso me dio muchas esperanzas de que comprendan exactamente cuál es nuestra intención aquí".

Un video de la reunión mostrado por la televisora estatal CCTV mostró a Xi estrechando la mano de Panetta, posando para fotos y sonriendo durante la conversación. El reporte no mencionó la reciente ausencia pública de Xi ni algún asunto de salud.

La reunión de Panetta con Xi fue seguida minuciosamente en busca de indicios acerca de la prolongada ausencia del vicepresidente, que concluyó el sábado cuando se presentó en un acto por el día nacional de promoción de las ciencias.

Además de ser el vicepresidente de China, Xi es vicejefe de la Comisión Militar Central que supervisa el Ejército de Liberación del Pueblo y va a asumir el liderazgo del gobernante Partido Comunista al final del año y como presidente en la primavera de 2013.

Asimismo, Panetta intentó reparar las atribuladas relaciones militares con China y abrir las puertas a una mejor comunicación para que los dos países eviten malentendidos.

De todos modos, su visita se produce en medio de violentas protestas en todo el país debido a una disputa territorial entre China y Japón. Estados Unidos dice que se mantendrá neutral en ese asunto, pero los manifestantes protestaron porque consideran que la mayor actividad estadounidense en la región ha envalentonado a Japón y otras naciones a desafiar a China en disputas similares.

Panetta pasó parte de su tiempo explicando la nueva concentración militar de su país en el Pacífico, que ha suscitado preocupaciones en China. En un discurso a los soldados el miércoles, Panetta afirmó que "no se trata de un intento por detener a china. Es un intento de conexión con China".

"Se trata de crear un nuevo modelo en la relación de dos potencias del Pacífico", agregó.

___

Lolita C. Baldor está en Twitter como: http://twitter.com/lbaldor