Seis colombianos detenidos esta semana en zonas limítrofes con Colombia aparentemente colaboraban con las FARC, y las autoridades fronterizas y los pusieron a órdenes de una fiscalía de drogas, informó el miércoles el director del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá, comisionado Frank Abrego.

Los detenidos no son guerrilleros, pero las autoridades sospechan que colaboran con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el trasiego de drogas y provisión de alimentos, dijo el funcionario en rueda de prensa.

Los policías fronterizos detuvieron inicialmente a cuatro colombianos el martes en el poblado de Chucurtí, en la comarca indígena de Guna Yala, en el Caribe, con dos kilos de marihuana en su poder, así como con implementos militares como tiendas de campaña, ponchos y mosquiteros "propios de las fuerzas militares de Colombia", indicó Abrego.

Tras informes de los detenidos se detectó en una zona en territorio colombiano y a unos 500 metros del punto limítrofe media hectárea de sembradíos de hojas de coca, agregó Abrego.

El miércoles fueron detenidos dos colombianos más en Punta Cocolito, Jaqué, en la provincia de Darién, fronteriza con Colombia, con sacos de comida, mientras que otros cinco sujetos escaparon, señaló el comisionado, y expresó su sospecha de que los dos capturados estarían vinculados a los cuatro interceptados en Chucurtí.

En la selvática frontera sur colombo panameña operan grupos armados irregulares colombianos que se dedican al tráfico de drogas, de armas y de personas, según las autoridades.