La multinacional textil española Inditex logró en su primer semestre fiscal un beneficio neto de 944 millones de euros (unos 1.235 millones de dólares al cambio actual), el 32 % más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido a su expansión por América y Asia, sobre todo en China, y al "estricto control de los gastos operativos".

La facturación total del grupo ascendió a 7.239 millones de euros, superior en un 17 % a la de un año antes, ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El 22 % de las ventas procedieron de España, que pierde 4 puntos de peso en las cuentas del grupo respecto al primer semestre del ejercicio anterior (26 %).

Asia, donde China se ha convertido el mercado más importante del grupo fuera de Europa, gana 3 puntos y pasa a representar ya el 20 % de la facturación total del emporio de la moda creado por Amancio Ortega.

Por su parte, América aportó el 14 % de la facturación, frente al 12 % de un año antes, en tanto que Europa (sin contar España) redujo su peso del 45 al 44 %.

Por enseñas, Zara, en la que Inditex centra su expansión por China, aportó al grupo 4.835 millones de euros, el 20 % más que un año antes, seguida de Bershka, que vendió por valor de 666 millones, con un crecimiento del 11 %.

Las ventas de Massimo Dutti subieron el 7 % (490 millones), las de Pull and Bear el 13 % (468 millones), las de Stradivarius el 15 % (455 millones), las Zara Home el 12 % (150 millones), las de Oysho el 2 % (143 millones) y las de Uterqüe el 7 % (33 millones).

Durante el primer semestre, Inditex abrió 166 tiendas y finalizó el periodo con 5.639 establecimientos en 85 mercados, "lo que demuestra su alcance global", ha añadido el grupo.

Según la misma fuente, los gastos operativos se mantuvieron "bajo estricto control" y en el primer semestre crecieron el 14 %, principalmente debido a las nuevas aperturas y los gastos variables vinculados al crecimiento de venta.

En el ejercicio 2012, la compañía tiene previsto invertir unos 1.000 millones de euros, a los que se suman 192 millones de euros "adicionales" por la venta de un local en una zona comercial emblemática de Londres, según Inditex.