General Electric firmó un contrato por mil millones de dólares con la empresa estatal brasileña Petrobras a fin de proveerle equipo para actividades petroleras marítimas.

GE dijo el martes en un comunicado que el contrato incluye la entrega de unos 380 sistemas de cabezales de pozos submarinos así como herramientas de instalación necesarias en la exploración bajo el mar. La empresa subrayó que 75% de los componentes serán fabricados en Brasil.

El acuerdo es parte de una iniciativa de Petrobras para explotar algunos de sus descubrimientos petroleros más grandes en las últimas décadas.

Brasil tiene reservas petrolíferas frente a la costa sureste, según se estima, de al menos 50.000 millones barriles de crudo en yacimientos de aguas profundas, a los que es muy difícil alcanzar.

GE, con sede en Estados Unidos, dijo que el contrato se basa en su actual relación con Petrobras. En 2009, GE suscribió un contrato por 250 millones de dólares para abastecerle a Petrobras cabezales submarinos.