El equipo nacional de España, formado en su mayoría por peloteros de origen latinoamericano, inicia a partir de mañana su andadura en la primera fase de eliminatorias de la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol que se va a disputar en la sede de Jupiter (Florida).

Junto a España y Francia dentro del grupo también se encuentran las selecciones de Israel y Sudáfrica que serán las que esta noche disputen el partido inaugural y la competición continuará hasta el próximo domingo.

El primer clasificado del grupo pasará a disputar la fase final de la competición internacional más importante de béisbol a nivel internacional que se jugará a partir de marzo en las sedes de Phoenix (Arizona), Miami (Florida) y San Francisco (California).

España, que dirige el italiano Mauro Mazzotti, nombrado al cargo el pasado abril con un contrato por dos años, tiene como base dentro del equipo a jugadores de origen latino entre los que se incluyen 11 venezolanos, cinco cubanos, cinco dominicano y un mexicano, y llega junto a Israel como los grandes favoritos a luchar por la primer plaza.

Israel, que es dirigido por el exreceptor de Grandes Ligas Brad Ausmus y que cuenta mayormente con peloteros norteamericanos de origen judío, incluyendo a Shawn Green, dos veces seleccionado al Partido de las Estrellas, sale de favorito para superar esta fase.

Si Israel consigue la clasificación al Clásico Mundial, tiene ya la confirmación que jugadores de Grandes Ligas como Ryan Braun, jardinero de los Cerveceros de Milwaukee, actual ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional, y el primera base Kevin Youkilis, de los Medias Blancas de Chicago, se incorporarían al equipo nacional.

Mientras que España tiene su gran baza en la joven promesa Alejandro Sánchez, el valenciano que milita en la organización de los Bravos de Atlanta, del béisbol profesional de la Liga Nacional, pero cuenta también con peloteros de origen latinoamericano que han incrementado su potencial de juego de cara a la nueva fase de reconstrucción del equipo nacional.

El jueves también comenzará la disputa de otro grupo de eliminatorias en el Armin-Wolf Baseball Arena de Regensburg, Alemania, donde disputarán una plaza las selecciones del país anfitrión, junto a las de Canadá, Gran Bretaña y República Checa.

El calendario de competición se reiniciará en noviembre cuando se disputen eliminatorias en el estadio Rod Carew de Panamá (Brasil, Colombia, Nicaragua y Panamá) y en Taiwán (Filipinas, Nueva Zelanda, Tailandia y Taiwán).

En las eliminatorias se usará un sistema de doble eliminación modificada para determinar los ganadores de grupo. Mediante este sistema, dos derrotas significarán una eliminación automática.

El calendario con cuatro equipos establece que los ganadores de los partidos 1 y 2 se enfrenten el tercer día, cuando también jugarán los perdedores de los partidos iniciales.

El equipo invicto con 2-0 avanzará a la final y el que tenga 0-2 queda eliminado, mientras que en el quinto partido se enfrentan los que tienen 1-1 para decidir al segundo finalista del grupo.

Los cuatro equipos ganadores de las fases preliminares de eliminatorias se unirán a los 12 países previamente clasificados como son Estados Unidos, Cuba, Japón, Corea del Sur, República Dominicana, Venezuela, México, Puerto Rico, Australia, China, Italia y Holanda) para completar la alineación de los 16 que estarán en el Clásico Mundial del 2013, cuyas semifinales y final serán realizadas en el AT&T Park de San Francisco.

La competición para la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol contará con la participación de 28 países que serán los que luchen por conseguir el tercer título mundial después que en las dos ediciones anteriores del 2006 y 2009, el campeón fue Japón.