El presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), Rafael Ramírez, defendió que la deuda de la empresa se situara en un 19 % de sus activos y un 47 % de su patrimonio al cierre de 2011, al argumentar que es un rango habitual y que la firma lo reinvierte en la industria.

"En deuda sobre activos tenemos 19 % de endeudamiento y en deuda sobre patrimonio tenemos 47 % de endeudamiento", señaló Ramírez en una entrevista que hoy publica el periódico El Nacional, al detallar el sustento de los 32.496 millones de dólares de deuda financiera que la empresa reportó en el informe anual de gestión de 2011.

Esta cifra supuso un incremento de más de un 150 % con respecto a los 21.346 millones de 2010.

"Está en un rango que muchas empresas petroleras lo tienen, pero hay otro índice que son los ingresos antes de hacer los aportes al desarrollo social y allí tenemos 47,3 millardos de dólares y está establecido para todas las empresas que podrían endeudarse por dos veces esa cantidad", argumentó Ramírez.

En la entrevista, que concedió el 24 de agosto, un día antes de la explosión que se registró en la mayor refinería del país y causó al menos 42 muertos, el también ministro de Energía y Minería salió al paso de las críticas de la oposición sobre el endeudamiento de la estatal y de que supuestamente PDVSA no invierte en la industria por los aportes sociales de los que se sirve el Gobierno.

"Si estuviéramos endeudándonos para cosas que no generaran petróleo o producción, sí tendríamos un problema, porque eso sería una espiral que nos llevaría a un colapso, pero estamos invirtiendo para elevar nuestra capacidad de producción", subrayó.

Según el informe de gestión de 2011 presentado el 17 de abril pasado, PDVSA cerró con una ganancia neta de 4.496 millones de dólares, lo que representó 1.332 millones más que en el ejercicio anterior.