Dos guardas de seguridad murieron y cinco más resultaron heridos en un atentado suicida registrado hoy en la provincia occidental afgana de Herat contra un centro de formación de la Policía, informó a Efe una fuente oficial.

El ataque fue perpetrado a las 06.00 de la mañana hora local (01.30 GMT) en el distrito de Adraskán por un hombre que iba en una moto, dijo a Efe el portavoz provincial, Muahiudín Nuri, que precisó que las víctimas trabajaban para una compañía de seguridad privada.

"De acuerdo con nuestras primeras informaciones, el objetivo del suicida era el centro de formación policial", añadió Nuri.

A última hora de la mañana local ningún portavoz talibán había reivindicado el ataque, aunque el movimiento insurgente suele cometer este tipo de atentados en su lucha por implantar en el país un régimen fundamentalista islámico.

Herat y la norteña Badghis son las dos provincias afganas con presencia de tropas españolas en el marco del despliegue de la OTAN en el país asiático, aunque se encuentran concentradas en sus respectivas capitales regionales.

El atentado se ha producido solo un día después de que una joven terrorista hiciera estallar su coche cargado de explosivos junto a un minibús que transportaba a trabajadores extranjeros de una compañía logística al aeropuerto de Kabul.

En esa acción, reivindicada por un grupo aliado de los talibanes, Hezb-i-islami, murieron nueve extranjeros -la mayoría sudafricanos- y cuatro afganos.

Las fuerzas internacionales se encuentran inmersas en pleno proceso de retirada, que debe concluir en 2014 si se cumplen los plazos previstos, pese a que la violencia se ha recrudecido especialmente desde el año 2010.