Un grupo de diputados argentinos de partidos de oposición al Gobierno de Cristina Fernández denunció hoy al titular del Fisco argentino, Ricardo Echegaray, y a otros funcionarios por presunto "abuso de autoridad" en la petición de datos personales a contribuyentes, confirmaron a Efe los denunciantes.

En la denuncia presentada ante la Justicia acusan al máximo responsable de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) argentina de violar los artículos 157 bis y 248 del Código Penal, referidos a la violación de privacidad y al abuso de autoridad o violación de los deberes de funcionarios públicos, respectivamente.

Estos presuntos delitos estarían relacionados con los datos que la AFIP requiere a los argentinos que pretendan comprar moneda extranjera para viajes al exterior, los que viven en barrios cerrados o una encuesta "de preferencia de medios de comunicación".

La denuncia fue presentada hoy por los diputados Federico Pinedo y Gabriela Michetti, de la formación Propuesta Republicana (PRO), dirigida por el conservador alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, junto a los legisladores Eduardo Amadeo (Frente Peronista) y Patricia Bullrich (Unión Por Todos).

Los denunciantes califican estos formularios de "grosera intromisión a la intimidad de las personas" en los que a los turistas se les pide especificar con quiénes viajan, o a los habitantes de barrios privados se les cuestiona sobre la escuela a la que van sus hijos o los clubes a los que pertenecen.

También se menciona una encuesta sobre medios de comunicación en la que se cuestiona acerca de los medios que una persona consume o por qué escucha a un determinado periodista, efectuada por la AFIP para orientar dónde contratar publicidad estatal, y calificada por la denuncia como un "indisimulable abuso de poder".

"La AFIP no tiene atribuciones para exigir información que hace a la intimidad de las personas y que es ajena a la finalidad del organismo, que es recaudatoria", añade la denuncia.

El texto acusa al Fisco argentino de omitir requisitos legales a la hora de reclamar información personal, como la finalidad de la petición de estos datos y si su uso formará parte de algún archivo de datos.