La web del semanario satírico francés "Charlie Hebdo", que hoy publicó una serie de caricaturas del profeta Mahoma, ha sido bloqueada por los redactores tras comprobarse que había sido pirateada y manipulada.

Los responsables de "Charlie Hebdo" señalaron que el "ataque" parece más masivo que el que habían sufrido el pasado año, cuando habían publicado otras caricaturas de Mahoma y sufrieron un atentado en la redacción de París.

En su blog, la publicación precisó que esperaba un pronto restablecimiento de su sitio internet y agradeció las muestras de apoyo recibidas de los lectores.

El director, Charb, se quejó sin embargo de la actitud del primer ministro, Jean-Marc Ayrault, que hoy de nuevo ha dicho que en Francia hay libertad de expresión y que quienes sientan que hay un atentado contra sus derechos pueden acudir a los tribunales, al tiempo que hacía un llamamiento a la responsabilidad.

"Lo que sería irresponsable para nosotros sería ceder a la presión extremista", declaró Charb, que insistió en que Ayrault debería "apoyar la libertad de prensa y la República en lugar de dejarse impresionar por "payasos que se manifiestan".

Y en cuanto a los comentarios del primer ministro pidiendo que se tenga en cuenta el contexto, le replicó señalando que "si hay que tener cuenta del contexto, el contexto mundial no será nunca favorable para reirse del Islam radical o de las religiones en general. Si se tiene en cuenta el contexto, no se hablará más de nada, la prensa satírica está condenada".

La sede de la publicación estaba protegida por la policía desde que ayer se supo que en su edición de hoy iba a incluir una serie de fotografías de Mahoma alusivas a las protestas que se han multiplicado por el mundo musulmán por el polémico vídeo que muchos allí consideran blasfemo.

El Gobierno francés ha anunciado el cierre de legaciones diplomáticas, centros culturales y escuelas francesas en una veintena de países considerados sensibles tras la difusión de las caricaturas de "Charlie Hebdo".