El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, consideró hoy que los tipos de interés que España e Italia pagan por su deuda siguen siendo excesivos tras los anuncios del Banco Central Europeo (BCE) y pese a los "esfuerzos" que están haciendo esos países.

"Sus esfuerzos no están siendo recompensados porque los tipos siguen siendo demasiado elevados", indicó Ayrault en una entrevista a la emisora de radio "RTL", el mismo día en que su Gobierno presenta en Consejo de Ministros el proyecto de ley de transposición del nuevo tratado europeo.

Insistió en que "hay que salir de la dictadura de los mercados financieros" y lo justificó a la vista de lo que ocurre con España e Italia, y antes de recordar que por ahora Francia ha conseguido que los tipos de interés que tiene que pagar por su deuda son bajos, y que por eso hay que continuar con el compromiso de reducción del déficit.

"Ocurra lo que ocurra, habrá que cumplirlo", señaló al ser interrogado por el objetivo de limitar el déficit público francés el año próximo al 3 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Ayrault puso el acento en que el pago de los intereses de la deuda es la primera partida del presupuesto francés.

El primer ministro señaló que su objetivo es convencer a los diputados socialistas que "dudan" si votarán o no en favor del pacto fiscal europeo, después de que algunos se hayan manifestado en contra.