El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, afirmó hoy ver "la luz al final del túnel" en la crisis de la deuda de la zona euro, aunque advierte que deberá trabajarse mucho aún para recuperar la confianza perdida.

"La crisis de la deuda europea ha llevado a una seria crisis de confianza, que deberemos combatir con espíritu de europeísta determinación", apunta Westerwelle, en declaraciones que publica este martes el diario "Süddeustche Zeitung".

En medio de la crisis, se vislumbra ya "la luz al final del túnel", prosigue el ministro, del Partido Liberal (FDP), lo que a su parecer significa que debe mantenerse el rumbo de las reformas emprendidas.

"Tenemos que pensar más allá del mero día a día y plantearnos un debate acerca del futuro de Europa. Se trata, sobre todo, de hacer una Europa mejor y recuperar la confianza", argumenta Westerwelle

El ministro de Exteriores incide ahí en la importancia del denominado Grupo de Trabajo para el Futuro de Europa, creado a iniciativa suya entre sus colegas comunitarios, con el cometido principal de hacer una Unión Europea (UE) más eficaz, competitiva y democrática.

Este grupo de trabajo presentará sus propuesta al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, en las próximas semanas, en las que incluirán aspectos que van del reforzamiento las instituciones europeas a avances en dirección a la unión económica y monetaria, según el ministro.