Un diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, cercano colaborador del candidato presidencial opositor Henrique Capriles, renunció el martes a su curul, casi una semana después de la difusión de un vídeo en que fue captado cuando aparentemente recibía paquetes de dinero.

"He decidido separarme del cargo para que se abra cualquier investigación y les ahorro otro aquelarre que quieran montar", dijo el diputado Juan Carlos Caldera durante una sesión del Legislativo, en la que se acordó designar una Comisión Especial que se encargue de investigar las fuentes de financiamiento del candidato opositor.

La semana pasada un grupo de diputados oficialistas difundió un vídeo en que se muestra una conversación entre un hombre, cuya voz e imagen están distorsionadas por medios electrónicos, y el diputado Caldera, quien fue captado al recibir dos paquetes que aparentemente contenían dinero.

En las imágenes, acompañadas de subtítulos debido a las alteraciones del sonido, un hombre a espaldas de la cámara se identificó como el representante de "un comerciante" que intenta pactar un encuentro con Capriles, que según Caldera sería menos riesgoso de concretar en el extranjero.

Caldera ha dicho que el caso es un reflejo del ambiente "de guerra sucia, de la manipulación, de la mentira que vive el país" de cara a los comicios presidenciales del 7 de octubre.

"Un grupo de diputados del partido de gobierno montó un show en donde se dice que yo supuestamente recibí un soborno... pero no dicen para qué; por qué; no se dice quién es la persona que está ahí conmigo, si les preocupa la verdad", dijo Caldera en declaraciones a la prensa.

"Todo esto se hizo con la intención de manchar la candidatura de Henrique Capriles", agregó el diputado, quien aseguró que un empresario vinculado con el oficialismo "me ofreció apoyo para mi campaña para candidato a alcalde del municipio (capitalino de) Sucre".

El diputado oficialista Julio Chávez exigió una investigación a fondo sobre las fuentes de financiamiento de la campaña electoral de Capriles, un abogado de 40 años, el representante único de la oposición aglutinada en la Mesa de Unidad Democrática y el rival más serio que ha enfrentado Chávez desde que fue elegido por primera vez en 1998.

"Claramente está demostrado ante el país de que ahí no se habla por ninguna parte de una campaña municipal, claramente está demostrado que esos fondos van a ir para financiar la campaña del candidato Capriles", señaló el diputado Chávez el martes.

Caldera ha dicho que la persona que aparece con él en el vídeo es Luis Peña, el asistente de Wilmer Ruperti, un acaudalado empresario naviero que fue al rescate del gobierno de Chávez tras el paro petrolero que enfrentó Venezuela entre finales del 2002 e inicios del 2003.

El diputado expresó que en ese momento pensó que el acercamiento a la oposición se debía a que "los empresarios huelen cuando alguien va a ganar" y por eso estaba interesado en un encuentro con Capriles. Aclaró que la reunión entre Ruperti y Capriles nunca se concretó.

Pocas horas después de la difusión del vídeo, Capriles anunció la separación de Caldera de su comando de campaña.

"Dada la información que tenemos, el diputado Juan Carlos Caldera queda fuera del proyecto", dijo Capriles. Destacó que el diputado "se puso al margen del proyecto que estamos construyendo con los dedos, con las manos, un proyecto distinto para Venezuela. Él ni ninguna otra persona tiene derecho a utilizar mi nombre para obtener beneficios, y el que tenga esa visión queda al margen del proyecto".

Capriles en su declaración expresó que apoya una "investigación seria... para determinar si hubo o no un ilícito allí".

Las leyes venezolanas prohíben a los partidos "aceptar" el financiamiento de la campaña que tenga como fuente "donaciones o aportes anónimos" o "donaciones de compañías extranjeras o con casa matriz en el extranjero".